Sin luz: el paseo gastronómico que sigue demorando su inauguración

Anunciado originalmente para la temporada de primavera, el anexo gastronómico del Mercado del Patio continúa con sus puertas cerradas. Se trata de un complejo de 800 metros cuadrados, donde funcionarán 4 locales con capacidad para unos 500 comensales, pero que a la fecha no tiene día y horario de apertura. La demora se adjudica a desavenencias con la Empresa Provincial de la Energía (EPE), pero la raíz del problema se explica por diferentes motivos, según la campana que se oiga.

Anuncio

A los locales, explican, le viene pasando algo parecido a los edificios residenciales, donde la gente se termina mudando sin la debida conexión al sistema eléctrico, utilizando la denominada luz de obra. “Están pidiendo que se haga una subestación para abastecer la potencia necesaria, pero se analiza alguna solución alternativa”, indican.

Ante la consulta de La Capital, desde la EPE brindaron un panorama distinto. “Hubo un primer pedido de potencia a finales de octubre, solicitando 170 kilowatts. Eso se respondió planteando que era excesivo, por lo que hubo un nuevo estudio, que disminuyó esa cifra, permitiendo que con la infraestructura existente se pueda proveer la energía a los locales”, aseguraron desde las oficinas de Bulevar Oroño al 1.200.

Así las cosas, desde la empresa provincial enviaron una nota a los empresarios el pasado 21 de diciembre, donde se les indicó que debían realizar una reforma interna, a los fines de que finalmente EPE pueda conectarlos al sistema, y así tener luz sin necesidad de construir ninguna subestación. “La cancha está del lado de los inquilinos”, insistieron.

El contrapunto sigue sin resolverse, aunque ahora las partes dejan trascender un principio de acuerdo. Lo cierto es que el complejo sigue cerrado, generando un perjuicio que perjudica a todos: empresarios (porque no pueden facturar), futuros empleados (se habla de unas 80 personas), vecinos (los locales producirían un movimiento positivo para la zona) y hasta el propio Estado (que no puede cobrar impuestos hasta que los comercios funcionen).

Tal como contó oportunamente La Capital, el anexo gastronómico del Mercado del Patio comenzó su historia en 2021, cuando se licitaron cuatro locales sobre un espacio de 800 metros cuadrados al este del complejo inaugurado en 2017. Hace un año el municipio adjudicó los mismos, dando forma a un paseo que integrarán el Club de la Milanesa y Ronnie (hamburguesas), Hank’s (pochoclos saborizados y pizza), Growler Garage (cerveza) y Cero 341 (bodegón urbano).

En el lugar habrá capacidad para unos 500 comensales, utilizando el interior del inmueble y la explanada al aire libre. La iniciativa contempla además la posibilidad de realizar eventos, como recitales, espectáculos para niños y festivales. El proyecto también incluye un guiño a la vieja estación de trenes que funcionaba allí.