Compartir

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) continúa con las tareas de detección de conexiones irregulares, como parte del Plan de Disminución de Pérdidas No Técnicas en las redes de distribución.

Anuncio

Según consignó la compañía, en un operativo iniciado por sectores de la Gerencia Comercial se llevan realizadas 328 inspecciones de suministros de electricidad en el barrio Tierra de Sueños III de la ciudad de Puerto General San Martín, detectándose hasta el momento 168 conexiones domiciliarias irregulares. De este total, 157 se trataban de conexiones directas, sin medidor de energía instalado, iniciándose en consecuencia el correspondiente proceso de normalización.

El titular de la EPE, Mauricio Caussi, manifestó que “estas tareas forman parte de un plan prioritario de disminución de las pérdidas no técnicas, que tiene como objetivo mejorar la facturación de los consumos y la calidad del servicio a los usuarios, adecuando la infraestructura eléctrica a las necesidades de la población y ordenando la información de la energía abastecida que administran los sistemas comerciales”.

Caussi dijo que “la normalización de las instalaciones eléctricas domiciliarias, requiere de la incorporación de nuevos usuarios al sistema comercial, como también la correcta medición de la energía demandada, que son los pilares de una gestión más equitativa y eficiente.”

En este caso particular, la empresa estimó el consumo irregular de energía de estos 168 usuarios en 690.000 kWh anuales, equivalentes a un fraude económico del orden de los $ 5.235.000, a valores de la tarifa residencial normal.

Por otra parte, la EPE recordó que siguen vigentes las vías de recepción de denuncias anónimas sobre irregularidades en el servicio: 0 800 555 0083, en la oficina virtual de la empresa, a través de la web oficial de la compañía y en el correo electrónico denun-cias@epe.santafe.gov.ar.

El hurto de energía, además de poner en riesgo la seguridad de las personas involucradas, constituye un delito que se encuentra tipificado en el código penal y perjudica la calidad de servicio que reciben otros usuarios que cumplen con sus obligaciones.


Compartir