Investigan si hubo un ofrecimiento de cien mil pesos para balear la casa del intendente Leonel Chiarella en Venado Tuerto

Tras un mes de tensa calma en la ciudad de Venado Tuerto, el martes a la noche se produjo nuevamente una balacera de tinte mafioso. Catorce balazos sufrió el frente de una casa ubicada en Pinto Lucero al 400, en el barrio Alejandro Gutiérrez. No sólo eso sino que más grave aún es la línea de investigativa de los fiscales del sur santafesino, comandados por el fiscal Matías Merlo, en la que sospechan que hubo un operativo para balear la casa del intendente Leonel Chiarella quien semanas atrás había denunciado con nombre y apellido a conocidos delincuentes de la ciudad. Habrían ofrecido cien mil pesos para cometer el hecho.

Anuncio

Al parecer en la Fiscalía de Venado Tuerto, perteneciente a la tercera Circunscripción Judicial del departamento General López, ingresó una denuncia formulada por personal policial en el que sostenían que estaban ofreciendo 100 mil pesos para balear la casa del intendente Leonel Chiarella. Venado Tuerto se convirtió en tierra de nadie en donde las balaceras son monedas corriente.

Al menos eso fue a principios de año y eso fue motivo de preocupación entre las autoridades policiales, judiciales y políticas de la ciudad. No se descarta que la intención de balear al intendente Leonel Chiarella tenga que ver con las denuncias que viene realizando contra delincuentes. La crítica se centra también en la Justicia por dejar libres a “malhechores que debieran estás tras las rejas”.

En sus ediciones del 14 y 15 de marzo de 2022 este diario dio cuenta que Chiarella reveló el nombre de algunas personas acusadas de cometer delitos o condenadas por haberlos cometido pero que gozan de prisión domiciliaria en esa ciudad y pidió a los jueces “que no sean cómplices de la impunidad”.

“En el último discurso de Apertura de Sesiones Ordinarias 2022, como todos los años el intendente Chiarella tuvo la posibilidad de transmitirles a los vecinos un balance estadístico de los sucesos más relevantes de la gestión municipal. Sin embargo, el mayor peso de sus palabras cayó sobre al tema seguridad, donde la máxima autoridad de la ciudad manifestó que “los jueces también son responsables de la inseguridad”.

El fiscal regional, Matías Merlo, está investigando el caso junto a otros fiscales del departamento General López. Situación muy preocupante.

El fiscal regional, Matías Merlo, está investigando el caso junto a otros fiscales del departamento General López. Situación muy preocupante.

Si bien el intendente Leonel Chiarella está alertado de esa grave presunción, en su entorno no descartan que las amenazas (y la oferta de cien mil para que un matón a sueldo balee la casa del mandatario) tengan que ver con la denuncia que hizo a mediados de marzo en el Concejo contra importantes narcos que operan en la ciudad de Venado Tuerto y en localidades aledañas a la Esmeralda del Sur.

Por lo pronto Chiarella no hizo declaraciones a los medios locales y le bajó los decibeles a una situación que en principio parece de una gravedad extrema. Aunque claro está es la Justicia (muy criticada por el mandamás venadense) la que debe determinar si realmente hubo un ofrecimiento a sicarios de cien mil pesos para que tiroteen la casa de jefe municipal o sólo se trato de una falsa alarma.

Por lo pronto, no es menos cierto que este martes a las 22 horas, un domicilio del barrio Gutiérrez sufrió una balacera que pudo haber acabado con la vida de alguno de los tres moradores que se encontraban allí en ese momento. No sucedió de milagro.

La línea investigativa habla de un ajuste de cuentes entre delincuentes conocidos. Algo que se está tornando moneda común esta ciudad. Hay que recordar que las denuncias de Chiarella fueron una constante en los últimos años. A principios del año pasado había realizado otra grave denuncia junto al edil radical, Juan Ignacio Pellegrini. (ver leer más)