Un puma sorprendió a una mujer cuando llevaba los hijos a la escuela en Casilda

Una vecina de la localidad de Casilda, a unos 50 kilómetros al sudoeste de Rosario, se llevó una impactante sorpresa este miércoles a la mañana cuando se disponía a llevar a sus hijos a la escuela: se encontró frente a frente con un puma. El animal, una hembra adulta con una asombrosa agilidad, buscó refugio en el galpón de la vivienda y la policía pudo capturarlo poco después.

Anuncio

Matías Almeyda, médico veterinario que trabaja en la Dirección de Sanidad Animal de la Municipalidad de Casilda, dijo que el felino era “una hembra adulta que presentaba un buen estado general” y estimaba que el animal no iba a ser dopado para su traslado.

Por su parte, el jefe de la sección Ecológica de la Policía Comunitaria de Santa Fe, Daniel Ojeda Medina., añadió que estaban esperando que llegue una jaula para trasladar al ejemplar a la reserva Ecológica La Esmeralda, en Santa Fe.

Todo ocurrió en una vivienda ubicada en Maipú y Villada, una zona urbanizada pero muy cerca del área rural. La dueña de casa contó cómo fue la extraordinaria situación que le tocó vivir esta mañana. “Llevaba a mi hijo a la escuela y lo vi. Los chicos que también iban a la escuela pasaban por el lugar y empezaron todos a gritar”, relató sin poder salir del shock que le causó el encuentro con el puma.

“El puma venía por Maipú y quiso entrar en la casa de una vecina por calle Villada, pero había una reja, entonces entró por un pasillo y quedó en la vivienda de otra vecina”, sostuvo la testigo en declaraciones a Radio Casilda.

Una vez que el animal quedó confinado en el galpón, policías de la Unidad Regional IV y personal de la Dirección de Protección y Sanidad Animal se hicieron presentes en el domicilio y lograron capturarlo. También se contó con la colaboración de un médico veterinario.

Darío Sosa, el propietario de la vivienda a la que ingresó el puma, también brindó su testimonio. “Fue un susto terrible, tenía miedo del perro que es grande y guardián pero semejante bicho podía hacerle daño”.

El testigo contó que se encontraba durmiendo con su familia cuando, a eso de las 7.30, los vecinos le avisaron a los gritos que tenía un puma en su patio. “El trabajo de la policía estuvo muy bien, enfrentarse a ese animal es un trabajo muy difícil”, destacó.

El jefe del Comando Radioeléctrico de Casilda, Claudio Sormanni, señaló que la tarea prioritaria fue evitar que el felino escapara y no causara lesiones a las personas, además de preservar su propia vida. El puma quedó encerrado en el galpón y se esperaba la llegada de la Policía Ecológica de la provincia para determinar los pasos a seguir para sacarlo del lugar.