Compartir

La referente de Juntos por el Cambio comparó la renuncia de los ministros kircnneristas con el paso al costado que dio Chacho Alvarez durante la presidenica de Fernando De La Rúa.

“Cuando un vice hace esto, lo que comete es un golpe de estado contra el presidente”, disparó Elisa Carrió, la referente de Juntos por el Cambio, al señalar a Cristina Fernández de Kirchner de estar detrás de las renuncias de doce funcionarios del gabinete de Alberto Fernández.

Anuncio

La ex diputada nacional dijo que que iba a evaluar las renuncias “como analista porque no quiero protagonismo político”, pero comparó el paso al costado que dieron los funcionarios vinculados a la vicepresidenta con la renuncia de Carlos “Chacho” Álvarez, al abondona el gobierno de Fernando de la Rúa.

“Cuando nos tocó gobernar tuvimos golpes internos y externos. Recuerdo cuando se cuestionaba tanto al jefe de Gabinete. Muchos se reunieron en Olivos y pedían la cabeza de personas de confianza del Presidente, como era Marcos Peña. En este caso es Santiago Cafiero, con todos sus errores y defectos, y lo que quieren es voltear a un presidente debilitado e imponer su propio sistema de ministerio”, afirmó.

Carrió explicó en TN que esta situación se evidenció cuando “Cristina baja la vista” tras los resultados de las elecciones. “Se notó que venía un acto de desesperación y venganza por su situación judicial, ya que va a determinar que sea juzgada y condenada. Con estas renuncias, lo que hace es querer separarse de la derrota de Alberto, que es su derrota”, señaló.

Lo que hace Cristina para cambiar al gabinete es hacer renunciar a todos los de La Cámpora. Cuando un vice hace esto, lo que comete es un golpe de Estado contra el Presidente de la República”, dijo Carrió y destacó que, tras el resultados de las elecciones, “ella sabe que puede perder el Senado y quiere vaciar al Gobierno y radicalizarlo para ir a una Venezuela anticipada y con esto puede haber violencia”.

“El presidente debe denunciar el golpe en la OEA”

Consultada sobre la posibilidad de que Juntos interceda por el presidente, dijo: “No puede en el presidencialismo meterse en una decisión que depende solo del presidente”. Y agregó que Alberto Fernández debería “denunciar el golpe frente a la OEA“.

“El problema hoy es del ejecutivo y lo debe arreglar el ejecutivo. Lo que puede hacer el presidente es hablar con los gobernadores del PJ, decidir en lo que pueda decidir en una república y defender la democracia de lo que quiere hacer la vicepresidenta“, agregó.

Puntualizando en la figura de Cristina, insistió en que “está en juego su impunidad”: Necesita garantizar su impunidad y su riqueza porque su situación judicial ya claramente va a determinar que sea juzgada y condenada“.

Finalmente, Carrió enfatizó: “El gobierno debe agradecer que existan una oposición no violenta y que quiere el paso a la república. Lo único que me preocupa son los violentos autoritarios a la derecha y a la izquierda de Cristina“.


Compartir

You may also like