CorrientesRegionales

Continúa la Incertidumbre en el Caso Loan: Detención de la Tía del Niño no Aporta Avances

El caso de la desaparición de Loan Peña sigue sumido en una compleja maraña de incertidumbres y falta de pruebas concretas que permitan encauzar la investigación. En un nuevo giro, la tía del niño, Laudelina, fue detenida en las últimas horas, aunque esto no ha logrado aportar el avance esperado por la Justicia Federal. La desconfianza entre la comunidad y las autoridades judiciales y políticas se ha profundizado, dificultando aún más el esclarecimiento del caso.

Anuncio

A 23 días de la desaparición de Loan Peña, los rumores, hipótesis y sospechas siguen multiplicándose. La ausencia de pruebas y rastros concretos ha generado un sinfín de teorías sobre lo que pudo haber sucedido con el niño, ampliando el abanico de posibilidades y dificultando la concentración de los esfuerzos de búsqueda y resolución.

La desconfianza hacia los detenidos juega un papel crucial en este contexto. Muchos de los principales sospechosos han optado por no prestar testimonio o mantenerse en silencio, erosionando aún más su credibilidad. Este ha sido el caso también de Laudelina, quien en su declaración afirmó que Loan había sido atropellado y descartado en un basural. Sin embargo, su testimonio no ha contribuido de manera significativa a esclarecer el caso.

A pesar de los esfuerzos de las fuerzas federales por explorar todas las hipótesis posibles, la familia de Loan Peña critica la falta de objetividad y la eficacia de la seguridad y la justicia en Corrientes. Roberto Méndez, abogado de José Peña, padre de Loan, ha expresado públicamente su preocupación y temor por las posibles represalias derivadas de su implicación en el caso.

En una entrevista con A24, Méndez dejó claro el peligro que siente por su vida debido a los múltiples intereses en juego en esta investigación: “Soy una persona creyente. Yo dejo todo en manos de Dios. No soy uno que, por ahí, van a decir: ‘Este tenía problemas en la casa, en el trabajo, y se quitó la vida de un disparo o se colgó’. Tengo ganas de vivir”, afirmó, subrayando su temor a que cualquier incidente extraño en el futuro sea interpretado de manera incorrecta.

Méndez destacó las intensas presiones que se desprenden de la investigación y reiteró su compromiso de llegar al fondo de la trama: “Si en algún momento aparezco en un accidente extraño, aparezco por ahí suicidado o colgado, sepan que yo no fui. Tengo todas las ganas de vivir y de liar al fondo de esta trama”.

El caso de Loan Peña no solo mantiene en vilo a sus familiares, sino también a la comunidad y a las autoridades que buscan desesperadamente respuestas. Con la falta de avances concretos, la situación continúa siendo una fuente de angustia y desesperación, mientras se espera que nuevas pruebas o testimonios puedan finalmente arrojar luz sobre la desaparición del niño.

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram