DengueSalud

Dengue en Santa Fe: tercera semana con descenso en la curva de casos

Santa Fe registró, por tercera semana consecutiva, un descenso en la curva de casos de dengue. Si bien el número total de casos sigue en ascenso, la curva está bajando y tmbién las atenciones vinculadas a esta enfermedad en el sistema de salud. Sin embargo, un nuevo caso fatal se suma a las estadísticas. En este marco, los expertos insisten igualmente en mantener las medidas de prevención y realizar la consulta médica ante la aparición de síntomas.

Anuncio
coinpayu

Como cada semana, el Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe informó la situación del brote de dengue, con los datos de la Semana Epidemiológica 17. El informe publicado en esta jornada da cuenta de un total de 58.620 casos confirmados, tanto por laboratorio como por criterio clínico-epidemiológico.

“Si bien en números absolutos la cantidad de casos sigue creciendo, cuando uno ve la curva observa que en las últimas tres semanas los casos están bajando de manera bastante marcada”, evaluó la directora de Epidemiología, Carolina Cudós. Tal como se anticipó en reportes anteriores, el número total de casos sigue mostrando un crecimiento porque se continúa revisando la carga de datos de semanas previas, pero “en las últimas tres semanas vemos no solo una disminución en la curva de los casos sino también en las atenciones, tanto en los centros de salud como en las guardias”.

En la última semana se confirmó el fallecimiento de una persona por complicaciones relacionadas a dengue, por lo que desde el inicio de este año son 34 los casos fatales. “Se trata de una persona mayor del departamento San Martín, de 84 años, con comorbilidades”, precisó Cudós.

“La media de edad de los fallecidos es de 47 años, algo que se repite en el país y en dengue, más del 60% tenía enfermedades de base o una edad en el extremo de la vida, principalmente adultos mayores. De todos modos, hubo fallecimientos en gente mucho más joven, sin enfermedades preexistentes, por eso la insistencia en la realizar la consulta ante la aparición de síntomas”, agregó.

En cuanto a los serotipos circulantes se continúan detectando principalmente DEN 1 y DEN 2, y una persona con antecedentes de viaje se detectó DEN 3. Por otra parte, en los 19 departamentos provinciales se confirmaron casos: el 48% en el Departamento Rosario, 10% La Capital, 9% Castellanos, 5 % Las Colonias y San Cristóbal, entre los más afectados.

El mosquito en casa y otros virus que confunden

Ante la baja de casos confirmados, la directora de Epidemiología insistió: “Esto no quiere decir que tenemos que relajarnos ni dejar de protegernos. Seguimos atendiendo pacientes con dengue, que sigue circulando en todo el territorio provincial. Hay alivio en el sistema de salud, pero como ciudadanos tenemos que continuar con toda la prevención en el hogar, porque ahora que hace más frío el mosquito se va a meter adentro de la casa que está más templada”.

En este sentido, recordó la importancia de controlar que no haya recipientes que acumulen agua, donde puede reproducirse; y prevenir las picaduras con repelentes, tabletas, espirales y tela mosquitera, entre otras medidas preventivas.

Asimismo, se mantiene la recomendación de consultar ante la aparición de síntomas: “En este momento que van a empezar a circular los virus respiratorios y pueden tener síntomas parecidos, por lo que se deben poder diferenciar en la consulta”. Si al bajar la fiebre aparecen signos de alarma como vómitos, dolor abdominal intenso, algún tipo de sangrado, irritabilidad, o cambios en la presión al cambiar de posición, la consulta deberá realizarse de manera urgente.

Qué es el dengue y cómo se transmite

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

El dengue, al igual que la fiebre chikungunya, sólo se transmite a través de la picadura del mosquito, no de persona a persona, ni a través de objetos ni de la leche materna.

El mosquito Aedes aegypti

El mosquito que transmite el dengue es el Aedes aegypti, insecto que tiene distintas etapas de desarrollo: los huevos, las larvas, las pupas (etapas que transcurren en el agua) y los mosquitos adultos (cuando ya pueden volar).

Es importante destacar que este mosquito no se cría en charcos, zanjas, lagos, lagunas o ríos. En esos lugares pueden ser criaderos de otras especies de mosquitos que no transmiten estas enfermedades. El mosquito del dengue se cría en lugares sombríos y húmedos. Los sitios oscuros aseguran que el agua de los recipientes no sobrepase ciertas temperaturas que serían letales para los huevos, larvas y pupas. Cuando son adultos requieren de humedad para sobrevivir mayor tiempo, así los pastos altos son un ambiente ideal que ofrece alimento y refugio del Aedes aegypti. Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero.

Cuáles son los síntomas de dengue

El principal síntoma del dengue es la fiebre acompañada de uno o más de los siguientes síntomas:

Dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones

Náuseas y vómitos

Cansancio intenso

Aparición de manchas en la piel

Picazón y/o sangrado de nariz y encías

Expertos advierten la importancia de no automedicarse ya que hay algunas drogas que pueden complicar los cuadros. Piden que, ante la presencia de estos síntomas, se acuda al centro de salud de inmediato para recibir el tratamiento adecuado.

Cómo prevenir el dengue

Desde la Secretaría de Salud municipal pidieron a la población tomar medidas para evitar la proliferación del mosquito Aedes aegypti, el principal vector de la enfermedad. Si bien se realizan fumigaciones, esto no es suficiente para eliminar el mosquito

En el interior de casa, mantener los ambientes limpios, ordenados y libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas o sahumar con plantas secas encendidas (como romero, eucalipto, alcanfor o menta). Además, hay que colocar telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas, y utilizar repelentes comerciales (de extra duración dada la menor frecuencia en que deben aplicarse), biorrepelentes o repelentes caseros (se pueden utilizar siempre y cuando no haya un brote epidémico).

Además, es conveniente revisar elementos que acumulen agua, como por ejemplos floreros (en este caso, se puede cambiar el agua por arena húmeda) y reutilizar, reciclar o reducir residuos sólidos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos (por ejemplo: envases de alimentos y bebidas no retornables, entre otros).

En los espacios exteriores, como patios o jardines, se recomienda vaciar baldes y latas para que no se acumule agua, tapar las botellas con o sin agua, poner bajo techo las cubiertas de neumáticos, mantener tapados los tanques de agua, limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).

También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar de repelente corporal y espirales, así como vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram