Policiales

Otra vez negaron la libertad al mecánico que chocó a 130 km/h y mató a un cadete

El mecánico que atropelló y mató a 130 kilómetros por hora al cadete Damián Orgaz y fue condenado a 9 años de prisión por homicidio simple, seguirá en prisión luego de que le negaran por segunda vez la libertad condicional. No obstante, logró autorización para incrementar las salidas transitorias y, a diferencia del régimen anterior en el que era acompañado por familiares y custodia, ahora saldrá solo bajo promesa de regresar al establecimiento carcelario.

Anuncio

Como ocurrió en junio de 2022, la defensa del mecánico Juan Carlos Schmitt, de 53 años, volvió reclamar la libertad o que subsidiariamente se le amplié el régimen de salidas transitorias al que se había incorporado en diciembre de 2020 en el marco de progresividad de la pena.

La condena

El hombre cumple una condena a nueve años de cárcel, sanción que fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe 2019. Es que en 2017 la fiscal Valeria Piazza Iglesias acusó al conductor por homicidio simple. Pero un Tribunal no avaló ese encuadre legal y lo condenó a cinco años de prisión efectiva y a 10 de inhabilitación para conducir por homicidio culposo.

Sin embargo, la titular de la acusación apeló y la Cámara Penal revisó la sentencia. Los jueces de segunda entendieron que el mecánico había incurrido en un homicidio simple con dolo eventual, y elevaron la pena a 9 años de prisión, la que luego fue confirmada por la Corte.

A Schmitt le negaron la libertad condicional en junio de 2022, pero en base a informes favorables lo autorizaron a ampliar el tiempo de salidas transitorias, con egresos quincenales de doce horas de duración en un domicilio de la localidad de Ybarlucea para el afianzamiento de los lazos familiares y sociales, bajo la tutela de su hijo y su pareja.

Régimen progresivo

Esa resolución dispuso que, una vez cumplidos en forma satisfactoria los egresos, se podría volver a evaluar la situación del condenado. Así ocurrió este lunes cuando los defensores Maximiliano Rupani y Juan Carlos Catalino solicitaron otra vez la libertad, o que subsidiariamente se flexibilicen los egresos.

PUBLICIDAD

La audiencia se celebró en el Centro de Justicia Penal de Rosario (CJP) y estuvo presidida por la jueza Eleonora Verón, mientras que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) fue representado por la fiscal Josefina Bertotto. La funcionaria se opuso a la libertad condicional y reclamó profundizar informes sociales y psicológicos del condenado antes de autorizar la ampliación de salidas.

Tras analizar las posturas, la jueza decidió no hacer lugar al pedido de libertad de Schmittpero de acuerdo a los dictámenes favorables del Organismo Técnico Criminológico (OTC), le amplió el régimen de salidas transitorias “con la finalidad de afianzamiento de lazos familiares y sociales en el mismo domicilio que lo venía haciendo.

Durante un mes tendrá salidas semanales de doce horas (al que habrá que adicionarle el tiempo que demande el traslado desde su lugar de alojamiento hasta el domicilio) bajo palabra de honor de regresar a prisión por sus propios medios.

Informes, seguimiento y proyección

Si supera satisfactoriamente ese esquema, las salidas semanales del segundo mes serán de 24 horas de duración. La jueza estableció que el área de psicología del OTC deberá “profundizar sobre el posicionamiento subjetivo del condenado, el impacto del régimen de salidas transitorias”.

A su vez, ordenó que el área social del OTC deberá realizar informes socioambientales presenciales bajo apercibimiento de desobediencia a una orden judicial, debiéndose trabajar sobre las proyecciones laborales del condenado en su vuelta al mundo libre”.

Los informes deberán ser entregados a solicitud de la defensa de manera completa y actualizada, en un plazo no mayor a diez días hábiles de su solicitud.

Tras hacer lugar a un pedido de la defensa para que no se tenga en cuenta el artículo 442 del Código Procesal Penal, que impide solicitar nuevamente la libertad condicional antes de que se cumplan los seis meses de rechazada, la jueza autorizó que en este caso la puedan volver a tramitar a los dos meses del primer egreso de Schmitt.

Como es de rigor, también le impuso al mecánico una serie de reglas de conducta, como la prohibición de contacto por cualquier medio tecnológico (llamadas, mensajes, WhatApp, redes sociales) o por interpósita persona con los familiares de la víctima; y regresar a horario a la unidad penitenciaria.

Además, tiene la obligación de circular en compañía de alguno de sus tutores; se le prohíbe salir de la Ybarlucea, y cometer nuevos delitos. De incumplir algunos de los requisitos, se le podrían suspender o revocar los egresos.

El impactante siniestro que llevó tras las rejas a Schmitt ocurrió el 31 de marzo de 2016 en Río Negro y Campbell, zona sur de la ciudad. A bordo de un audio TT y mientras realizaba pruebas de manejo, atropelló a 130 kilómetros por hora la moto de Damián Orgaz, un cadete de 26 años que murió en el acto y sufrió la mutilación de los miembros inferiores.

RSS
Facebook
Twitter
Instagram