Compartir

El intendente contó que se comunicó con el círculo íntimo de la víctima, pidió “no acostumbrarse” a este tipo de violencia y reiteró su reclamo de más policías en las calles

Tras el asesinato de Joaquín Fernando Pérez, ocurrido en barrio Arroyito en un intento de robo, el intendente Pablo Javkin realizó un fuerte reclamo para que “se cuide mejor” a la población y aludió concretamente al desembarco en la ciudad de efectivos de las fuerzas federales y la necesidad de mayores patrullajes. “Estos hechos suceden cuando la policía no está en la calle de la manera que debería estarlo”, criticó.

Anuncio

“Es un día muy triste. El de Joaquín no es un asesinato más. Un buen chico, un resiliente que había perdido a sus viejos y seguía estudiando, trabajando, siendo padre… No naturalicemos estas cosas. Si vinieron fuerzas, por favor, que empiecen a cuidarnos mejor”, posteó el titular del Departamento Ejecutivo.PUBLICIDAD

Poco antes de su mensaje en Twitter, Javkin brindó una conferencia de prensa tras la presentación del Plan de Alfabetización para la Ciudad lanzado juntamente con la Universidad Nacional de Rosario que se realizó este miércoles en el predio La Estación de Gálvez al 800. En ese contexto, el intendente fue consultado sobre el asesinato ocurrido anoche en Arroyito.

Javkin contó que se había comunicado esta mañana con una persona allegada a la esposa del arquitecto Joaquín Fernando Pérez, quien fue asesinado en la noche de este martes en un intento de robo en barrio Arroyito. Lo hizo para ponerse a disposición de la familia y también de los vecinos del barrio, y en contexto reiteró su reclamo de mayor presencia de policías en las calles, porque “estas cosas suceden porque se da una oportunidad para que eso suceda”.

“El problema de fondo es el valor de la vida, lo que significa para una persona matar a alguien, perder un proyecto de vida para la ciudad de un hombre de 30 y pico de años, recibido, trabajando en su profesión, con una hija muy chiquita y con una historia familiar muy particular de recuperación. Todo eso no tiene ningún atenuante en el dolor”, expresó el intendente.

Javkin declaró que un episodio como el de anoche “genera una enorme movilización en el barrio. Estas son cosas que no podemos aceptar y ni acostumbrar. Acá no hubo un enfrentamiento entre bandas, no hubo una situación que tenga que ver con una economía ilegal. Se trató de un hecho sangriento, injustificado y criminal que arruinó la vida de una familia. Y lo hacen de una manera impune, porque tampoco hay una persecución. Esto es un sinsentido y ya lo hemos remarcado: nos tienen que cuidar más”.

Al ser consultado sobre la manifestación que se realizó este martes y la que se realizará además este jueves en reclamo de mayor seguridad, el intendente remarcó: “Las expresiones de los vecinos son una consecuencia lógica de lo que viven. No quiero que haya una interpretación política de lo que digo. Lo más importante de mi parte es estar a disposición de la familia y exigir que la presencia de personal armado para que nos cuide en las calles es lo decisivo. Estos hechos suceden cuando la policía no está en la calle de la manera que debería estarlo”.

Javkin dijo que en las próximas horas mantendría una comunicación con el ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna. “Siempre estamos en contacto, pero creo que el refuerzo de los efectivos federales debe notarse en que este tipo de hechos no ocurran. Una cosa es que ocurra un episodio con personas involucradas en economías criminales, y otra casa es lo que sucedió en Arroyito. Me preocupa mucho esta situación de inseguridad. Las intenciones serán muchas, pero el hecho lamentablemente es sagrado y muy doloroso”.


Compartir

You may also like