CiudadGenerales

Récord de inscriptos en carreras ligadas a la tecnología

Las carreras vinculadas a la tecnología no paran de crecer. Con salida laboral casi garantizada, muchos jóvenes las eligen por la flexibilidad horaria, el home office y la posibilidad de ganar un salario en dólares. El año pasado abrió en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) la tecnicatura en Inteligencia Artificial con récord de inscriptos y la tendencia llegó para quedarse. La Licenciatura en Ciencias de la Computación, Analista Universitario en Sistemas (en el Politécnico) e Ingeniería en Sistemas (en la Universidad Tecnológica Nacional, UTN) completan el abanico de opciones que ofrece la oferta académica en la ciudad.

Anuncio
coinpayu

La tecnicatura en Inteligencia Artificial comenzó a dictarse el año pasado y la respuesta sorprendió a las autoridades. Comenzaron el ciclo lectivo alrededor de 600 estudiantes, de los cuales más de 350 ya están en condiciones de cursar el segundo año. Para 2023 ya hay 400 anotados y se espera que se sumen más interesados teniendo en cuenta que el mayor flujo se da entre enero y febrero. La inscripción cierra el próximo 13 de febrero. Desde la UNR aseguran que el rendimiento del primer año fue “muy bueno” en comparación con el promedio de deserción. La oferta también resulta tentadora porque es corta y cuenta con cursada mixta, algunos días presencial en el edificio de Pellegrini al 250 y otros días de manera virtual.

La carrera se abrió como respuesta a una demanda del Polo Tecnológico Rosario. Fueron las propias empresas las que acudieron a la UNR porque necesitaban perfiles de programadores con conocimiento en inteligencia artificial y análisis de datos. En poco más de un año se completó el plan de estudios y la respuesta fue inmediata. La duración es de dos años y medio y están contempladas prácticas finales en el Polo y otras empresas rosarinas dedicadas a la industria del software, una de las que mejores posibilidades de trabajo ofrece en el país, según el informe de la Guía Salarial elaborado por la firma Adecco Argentina.

Datos de la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi) revelan que históricamente en el país hay un déficit de 5.000 puestos sin cubrir, cantidad que puede convertirse en 15.000 si se contempla, además, la demanda insatisfecha de posiciones IT en otros sectores de la economía. “Hay empleo de todo tipo tanto en empresas locales y nacionales como internacionales”, explicó a La Capital Mauro Soldevilla, secretario académico de la Facultad de Ingeniería. En ese sentido, resaltó que los graduados pueden desempeñarse como programadores web, desarrolladores de aplicaciones y también en inteligencia artificial aplicada a otros rubros, como el mundo del agro y las finanzas.

Soldevilla reveló además que la cantidad de inscriptos en la Licenciatura en Ciencias de la Computación también es alta. “Un técnico va a aplicar el conocimiento que adquiere en la carrera mientras que el licenciado está para liderar equipos de trabajo muchas veces integrado por técnicos y analistas en sistemas”, diferenció entre ambas propuestas. Además recordó que quienes estén integrados en carreras vinculadas a la tecnología también pueden inclinarse por Ingeniería en sistemas en la UTN y Analista Universitario en Sistemas en el Politécnico.

Lo cierto es que los perfiles tecnológicos van ganando cada vez más terreno y las instituciones académicas buscan responder esta demanda y formar personas con perfiles profesionales para ocupar distintos puestos laborales. “Los jóvenes buscan mucho estás carreras porque ofrecen trabajos home office, flexibles y en muchos casos con salarios en dólares”, señaló el secretario académico.

Sueldos de hasta 10.000 dólares

La Cámara de la Industria Argentina del Software de Argentina (Cessi) detalló que actualmente se observa de forma puntual una alta demanda de desarrolladores front end. Estos profesionales son los programadores encargados de que una web sea atractiva para el usuario y, al mismo tiempo, funcione correctamente. Su responsabilidad es que la parte visual de la web tenga un diseño intuitivo y atractivo para el usuario. Trabaja desde el lado del cliente, interpretando y adaptando lenguajes de desarrollo web para crear la experiencia final.

Sus sueldos son buenos y oscilan aproximadamente entre los 1.000 dólares para un desarrollador junior hasta los 10.000 dólares o más para un desarrollador senior. “Todos los graduados de la UNR tienen una sólida formación que les permite adaptarse a cualquiera de los puestos que se demandan”, destacó Soldevilla.

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram