Recibir el año nuevo fuera de casa puede costar hasta 10 mil pesos

Las cenas más exclusivas incluyen un menú de cinco pasos, con bebidas y mesa dulce. También kinder y dormis para los niños.

Desentenderse de las compras, la cocina, de poner la mesa y de lavar la vajilla; esa es la mejor promesa que ofrecen los hoteles, restaurantes y clubes que esta noche abrirán sus puertas para festejar la llegada de 2020. Eso sí: la opción no es válida para todos los presupuestos. Según el lugar y el menú, el precio de la tarjeta oscila entre 1.600 y 10 mil pesos por persona. Pese a esos valores, los encargados aseguran que el nivel de reservas es alto; es más, muchos salones están completos desde hace semanas.

Salir a comer afuera en las fiestas es una opción cada vez más frecuente. Sobre todo entre familias de clase media acomodadas que buscan aligerar el cúmulo de tareas domésticas que implican estas celebraciones: pensar un menú que guste a todos, repartir labores, hacer las compras y demás etcéteras.

De acuerdo a un relevamiento realizado por la Asociación Hotelero Gastronómica, esta noche habrá buenas opciones para el festejo. Habrá más restaurantes y hoteles abiertos que en Nochebuena. Incluso, muchos ofrecerán shows y baile después del brindis.╠

Los precios de las tarjetas en los restaurantes oscilan entre $ 1.200 y $ 2.600; mientras que en los hoteles el menú arranca en $ 4.000 y llega hasta $ 9.800. Según el sondeo de la asociación, el nivel de reservas era superior en los primeros.

Una de las opciones mas economicas en Rosario es el Restaurante de pescados y mariscos Rosario Del Parana que ofrece una tarjeta de $1200 y $600 para menores con una cena 4 pasos que incluye bebidas, postre, BRINDIS Y MESA DULCE en Belgrano y Buenos Aires a solo 100 metros del monumento a la bandera.

“Hay muchas familias que eligen celebrar fuera de casa, más relajados y cómodos. También personas que viven solas o están en hogares para la tercera edad. La mayoría son clientes de siempre y reservan para las dos fiestas”, señala Celeste, encargada de la parrilla La Estancia, en avenida Pellegrini.

Los 240 cubiertos del restaurante estaban reservados desde el fin de semana pasado. Los chefs del local pensaron en un menú de cinco pasos para esta noche: una recepción con tragos y canapés, entrada, plato principal a elegir entre cinco opciones (ojo de bife, roll de pollo, matambre de cerdo, lechón o lomo al champiñón), postre y mesa dulce.

En el complejo Puerto España, donde funciona la parrilla Don Ferro, tampoco quedaban ayer lugares disponibles. “Hace casi quince días que está todo reservado. Es una fiesta que ya hacemos hace varios años y la gente suele salir más para Año Nuevo”, afirma Mario, encargado del local.

Hoy, a partir de las 21, en el salón de España y el río se servirá una recepción de bocaditos, entrada de fiambres, plato principal (lomo o salmón rosado, ambos con guarnición), postre cremoso de maracuyá sobre biscuit de chocolate y la tradicional mesa dulce.

El menú de carne cuesta $2.650 por adulto, el de pescado $2.850. Los dos incluyen bebida y champán para el brindis.

Con DJ y cotillón

Las cocinas de los restaurantes no serán las únicas que esta noche se mantendrán activas. Los hoteles de cuatro y cinco estrellas también organizaron sus fiestas de fin de año.

En algunos casos se promocionan shows en vivo o DJ’s y se ofrece la opción de pasar la noche y disfrutar de los servicios del alojamiento.

En el hotel Riviera, de la cadena Solans, se ofrecerá un menú de cinco pasos (recepción, entrada, principal, postre y mesa dulce) con vinos champán de la bodega Luigi Bosca.

El precio de la tarjeta es de $ 4.000 para los adultos y $ 2.000 para menores de 4 a 12 años, los niños más chiquitos no pagan.

“Las reservas vienen bastante bien, especulábamos en que este año íbamos a tener menos gente, pero a último momento empezaron a levantar”, dice Alejandro, a cargo del restaurante. Según prevé, unas 70 personas se sumarán a la celebración que llegará hasta las tres de la mañana.

En el restaurante del complejo City Center estaban todas las mesas ocupadas. Las operadoras ofrecían la posibilidad de incluir a los comensales en una lista de espera “porque no tenemos disponibilidad”, explicaban.

La propuesta para disfrutar la cena de fin de año y alojarse en el hotel esta noche asciende a $26.195 para dos personas; usando una habitación clásica, con acceso al gimnasio, terrazas, piscinas descubiertas y spa (incluyendo sauna seco, hammam, duchas especiales y piscina cubierta).

Para la cena el menú incluye recepción, banquete bufet y barra de tragos. Animación con DJ y bandas en vivo, cotillón y kinder y dormis para los más pequeños. El precio de la tarjeta es de $9.750 por adulto.

La celebración de Año Nuevo en Puerto Norte Design Hotel también estaba completa. Unas 77 personas reservaron su lugar en el Restaurante Fausta, ubicado en el quinto piso del hotel, para recibir el año con vista al río.

El paquete de una noche en habitación doble, con acceso al spa, piscina climatizada, ducha escocesa y sauna cuesta $ 21.500.

En cambio si se opta por asistir sólo al festejo, con menú de recepción, cena, brindis y barra de tragos, el precio para los adultos es de $ 9.000, mientras que los niños abonan $ 3.500.

Tras el brindis

Como sucedió en Nochebuena, muchos boliches no abrirán sus puertas para celebrar fin de año. Según explicaron los dueños de las confiterías bailables, la congregación de jóvenes en espacios públicos para celebrar se torna una competencia muy difícil de llevar para quienes tienen que afrontar el costo que implica el funcionamiento de un local bailable.