Pastores evangélicos le piden a la Provincia que los dejen reunirse durante la cuarentena con la modalidad de “autoiglesia”

La propuesta prevé que los fieles se queden en el interior de sus vehículos mientras el pastor imparte su mensaje desde un escenario con pantallas. Dicen que en Rosario hay dos predios muy importantes que funcionarían como los autocines de antaño.

El diputado provincial Walter Ghione, del bloque Somos Vida y Familia, presentó una propuesta para que, en el marco de la cuarentena por el coronavirus, se autoricen misas o reuniones religiosas de las iglesias evangélicas en Rosario con la modalidad de autoiglesia.

El iniciativa del legislador y pastor prevé que los fieles de esas congregaciones puedan escuchar a los ministros y participar de las reuniones sin descender de sus automóviles para respetar los protocolos y medidas sanitarias dispuestas por las autoridades nacionales.

La solicitud tiene como fin, según declaraciones del propio Ghione, “brindar contención espiritual a cientos de miles de santafesinos en estos momentos difíciles que vive la sociedad por el covid-19. Por eso proponemos incluir dentro de las actividades exceptuadas del aislamiento social la modalidad de autoiglesia, que se parecería a lo que en una época remota fueran los autocine”.

En declaraciones al programa “Todos en La 8”, el legislador señaló: “La idea surgió en reuniones con pastores colegas con los que estamos buscándole la vuelta a esta situación. Va a pasar mucho tiempo hasta que se habiliten los templos para reuniones. Entonces, dos compañeros que poseen predios bastante importantes, propusieron que la gente llegue en sus vehiculos con sus familias, no bajen de los autos y que se monte un escenario con una pantalla. Quedará el pastor solo y los fieles dentro de los coches. La idea es hacer algo parecido a lo que fueron los autocines”.

“Hay iglesias que tienen sus escenarios y pantallas para implementar una movida de estas características, Queremos ver si nos dan la chance para habilitar esta actividad como excepción dentro de la cuarentena, para que los fieles del movimiento evangélico puedan congregarse”, añadió Ghione.

El legislador dijo que gracias a internet y las redes sociales actualmente se realizan acatos o celebraciones, pero aclaró que hay muchas personas que por los lugares donde viven no tienen buena conectividad. “Esta es una propuesta que vamos a elevar para ver si la Provincia nos da la chance de hacer una prueba piloto. La idea es cuidarnos y dar contención espiritual que solemos hacer en muchos barrios de Rosario”.