Lucas de la Torre: el funcionario que se convirtió en el “dueño” de la costa rosarina y sobrevive a pesar del cambio de gobierno

Negocios, licitaciones y contrataciones directas fueron cuestionadas por el Tribunal de Cuentas.

Municipal hace más de 5 años y nada cambió. Una empresa más turbia que las aguas que bañan las playas.


El año de la pandemia puso al mundo en pausa y obligó a recalcular sobre la incertidumbre de un futuro impreciso como nunca. Los que más tienen, debieron aplazar sus viajes al Caribe, Europa o Estados Unidos y para este verano se deberán conformar con alguna escapada al mar argentino o a las sierras, si los contagios de coronavirus lo permite.

Anuncios


Pero la gran mayoría terminará haciéndole frente al calor y a la humedad en la gran costanera norte de nuestra ciudad. La Florida, unas cervezas en los paradores públicos o un chapuzón en las piletas del Parque Alem, serán una delicia.


Lo que los veraneantes locales no se imaginan es que la empresa municipal que administra todo el complejo es más turbia que las marrones aguas del Paraná. Quien preside la Empresa del Estado Municipal Costanera Rosario desde su creación es Lucas de la Torre, designado en la era socialista pero continúa al frente a pesar del cambio de gobierno.

Lucas de la Torre designado Director de la Empresa Municipal Costanera Rosario

Las causas de la continuidad de de la Torre en la gestión actual es un misterio. Algunos deslizan que fue parte del pacto secreto que el intendente acordó con Miguel Lifschitz a la hora de hacerse cargo del Palacio de los Leones.

Luego de: a la hora de hacerse cargo del palacio de los leones. Que el funcionario haya sido designado por Joaquin “Popi” Blanco, uno de los más allegados al ex gobernador socialista, abona esta teoría.

Untitled
Empresa Municipal Costanera Rosario


Pasa que la gestión de de la Torre viene siendo cuestionada desde distintos espacios políticos de la oposición. El último dictamen redactado por el Tribunal de Cuentas Municipal tiene ya 5 años pero arrojó irregularidades significativas, sin embargo, nada cambió.


En el texto, los auditores consideraron que “siendo una empresa del estado sujeta a un régimen jurídico mixto, según la naturaleza de sus actos, no seguir los procedimientos de contratación administrativos impuestos para el Departamento Ejecutivo en la ejecución de las actividades, actos y contratos administrativos implicaría trasladar a dicha empresa facultades
y prorrogativas que éste no posee.

Click para descargar el pdf


Sin embargo, la administración de de la Torre y los cuatro directores hicieron oídos sordos a los procedimientos legales y “el único servicio que se contrata por medio de licitación pública es la seguridad y vigilancia privada de predios”, sostenía el informe de 2015.


“Todas las demás contrataciones lo fueron por compra directa, siendo que de las entrevistas se expresó que se realizan pedido de presupuestos, en forma personal o telefónica, pero los mismos no quedan agregados o formalmente plasmados en los legajos de compras”


Entre las irregularidades que se advirtieron en aquel entonces, figuraban facturas de empresas que no cumplían con los mínimos requerimientos para ser proveedores de la Municipalidad,
adjudicaciones directas para la explotación comercial de los bares con cánones irrisorios, llamados a licitación sin los decretos correspondientes y que permanecían abiertas por años o compras directas por montos que superan los requisitos legales, entre otros.

Pero nada de esto fue un impedimento para que de la Torre continúe al frente de los negocios con la asunción de Pablo Javkin. Este año, con covid-19 de por medio y la circulación restringida, la rambla promete mover millones.