La provincia no descarta volver atrás con las reuniones familiares y sociales para frenar contagios de coronavirus

El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, dijo que esos encuentros pueden ser propagadores del Covid-19. “Tenemos una mirada atenta porque estas reuniones son las actividades que generan más preocupación”

La provincia podría revisar la habilitación de reuniones familiares y sociales a partir del aumento de casos de Covid-19 por los viajes a provincias con circulación comunitaria. Si bien ayer se registraron cinco casos de coronavirus en todo el territorio santafesino, pero ninguno en Rosario, la cuestión de los encuentros particulares podrían reverse si la curva de contagios aumenta.

Es que los especialistas detectaron que la mayoría de los últimos contagios se produjeron a partir de personas que estuvieron en zonas donde hay circulación comunitaria del virus y entienden que las reuniones sociales pueden ser el caldo de cultivo para la propagación de la enfermedad

Anuncios

El ministro de Gestión Pública de Santa Fe, Rubén Michlig, admitió que el tema preocupa y que la decisión dependerá del comportamiento de la sociedad.”Todavía no hay una decisión tomada, pero ese tipo de reuniones son las actividades que más preocupación genera”.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el funcionario provincial remarcó que la revisión de las autorizaciones para reuniones familiares o afectivas “está en análisis. Cuando el virus ingresa a través de una persona que tuvo contacto con otra provincia, la propagación se da dentro de la familia o en contactos sociales”.

“Por eso -insistió Michlig- tenemos una mirada fina sobre esa cuestión. Todavía no hay una decisión tomada, pero ese tipo de reuniones son las actividades que más preocupación genera. Habrá que estar atento. En ese caso no habría que distinguir si la reunión es durante la semana o en el fin de semana”.

El ministro de Gestión Pública sostuvo que en caso de resolverse volver atrás con las reuniones sociales o familiares “será una decisión consensuada con el comité de expertos. Pero si la sociedad no entiende los límites que se le otorgaron para tomar contacto con sus afectos, nos obligaría a suspender esas reuniones. Esperemos que no sea necesario”.

“Veremos la evolución de los casos, el comportamiento de la sociedad a partir de los nuevos casos. En la medida que aparecen contagios, el comportamiento de la gente es distinto y el control que hacen las autoridades locales pasa a ser más fuerte. Hay operativos en las fronteras provinciales. Estamos con monitoreos día a día y en función de eso, resolveremos”, agregó .