La nueva normalidad: cómo salen de la cuarentena los países donde lo peor de la pandemia ya pasó

Las estrategias para retomar el ritmo productivo y resocializar a la población, con la amenaza del coronavirus siempre presente

A medida que el epicentro del covid-19 cambia de región, los países que atravesaron el primer pico comienzan a retomar actividades tras varios meses de bajo movimiento. La nueva normalidad se organiza sobre la base del distanciamiento social y la certeza de una vuelta al confinamiento estricto si aparece otro brote.

China

Anuncios

El país donde se originó la pandemia muestra una situación que varía según la región. El gobierno declaró la semana pasada el riesgo medio o bajo para la mayor parte del territorio. Eso hizo que el 98 por ciento de las grandes industrias y el 76 por ciento de las pequeñas y medianas empresas reabrieron desde finales de marzo. Para esto se estableció un protocolo de distanciamiento social que limitó el número de personas en restaurantes y comercios y se redujo la cantidad de trabajadores diarios en empresas y fábricas, según informó la televisión estatal, CGTV.

La reapertura del comercio hizo crecer el tráfico vehícular y las personas volvieron a salir a las calles. Su estrategia de reapertura, además de contar con medidas de distanciamiento social y nuevos esquemas de transporte público, está acompañada por un conjunto de aplicaciones de rastreo que le permiten al gobierno monitorear la salud de la población. Si bien la aplicación no es obligatoria, su uso se vuelve difuso con la reapertura de la economía, ya que muchos lugares requieren de señal verde para ingresar al lugar. Beijing y Shanghai son las ciudades donde se aplica con mayor rigor la validación. 

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda comenzó a reabrir su economía y a relajar el movimiento de personas el 14 de mayo. La presidente Jacinda Ardern declaró que el país ha “ganado la batalla” contra la transmisión comunitaria de covid-19. “Fuimos duros y lo hicimos temprano. Obtuvimos el control del virus, y ahora estamos en una posición en la que podemos salir de los controles de manera segura y abrir nuestra economía nuevamente”, dijo Ardern en conferencia de prensa a través de Facebook Live.

La nueva normalidad se denomina Alerta Nivel 2 y permite: apertura de negocios y empresas siempre y cuando puedan hacerlo de manera segura; viajes entre regiones y vuelta a clases en las escuelas. También se habilitaron las reuniones sociales, pero deben limitarse a 10 personas, y aún se recomienda el distanciamiento físico en todos los ámbitos. Los testeos masivos continúan en todo el país.

A fines de marzo y con solo 102 casos de Covid-19 y ninguna muerte,  el gobierno de Nueva Zelanda emitió órdenes de quedarse en casa, prohibió la entrada de viajeros internacionales, cerró el comercio y las empresas no esenciales, canceló todos eventos masivos, habilitó salidas para compras de primera necesidad, reservó el transporte público para trabajadores esenciales y comenzó una agresiva campaña de testeos.

Corea del Sur

Es considerado otro caso exitoso pese a que en los últimos días experimentó un rebrote de la enfermedadEl país asiático nunca estableció una cuarentena dura como en los ejemplos anteriores, sino que se basó en estrictas medidas de distanciamiento social, campañas de educación en salud pública, testeos masivos y aplicaciones de rastreo. 

Lo que sí cerró fueron las instituciones públicas y los lugares que permiten aglomeraciones. Se alentó —y se mantiene— el uso de barbijos, el lavado de manos y el mantener el distanciamiento social en lugares públicos. Las autoridades establecieron estaciones de desinfección de manos en la la calle y las empresas le toman la temperatura a empleados y clientes antes permitirles entrar a cada lugar. Los establecimientos comerciales tienen un “gerente de cuarentena” que se encarga de establecer medidas de higiene y cooperar con las autoridades sanitarias.

Alemania

Otro ejemplo de una contención exitosa de la enfermedad es Alemania. Los teutones mantendrán las limitaciones para el contacto social vigentes hasta el 5 de junio. Las personas ahora pueden reunirse con amigos y familia pero respetando el distanciamiento social de 1.5 metro y deben usar barbijos o tapabocas en espacios públicos. Los negocios reabrieron con medidas de higiene adicionales. La canciller Ángela Merkel hizo esos anuncios luego de consensuar con los gobiernos de las 16 provincias de Alemania. “La primera fase de la pandemia quedó atrás, pero todavía estamos a los albores de una enfermedad que estará con nosotros durante mucho tiempo”, dijo Merkel en conferencia de prensa. 

La liga de fútbol de Alemania reanudó su calendario el 16 de mayo bajo estrictas restricciones y sin público. Fue la primera liga europea en volver a rodar la pelota.

Al igual que otras experiencias positivas, Alemania implementó una estrategia sanitaria que incluyó un programa de testeos masivos. El conjunto de medidas y su cumplimiento logró achatar la curva de contagios. Tanto el gobierno central como las provincias deben reinstalar las restricciones estrictas si se superan los 50 casos por 100 mil habitantes en siete días en un área específica.

Italia

Europa comenzó a relajar la cuarentena en un número importante de países el 18 de mayoItalia, que ese día registró 99 muertes —la tasa diaria más baja desde principios de marzo— y 451 nuevos contagios, permitió la apertura de bares, restaurantes, comercios, peluquerías, museos, bibliotecas e iglesias con distanciamiento social. Pese a esto el relajamiento es gradual y no total.

El tránsito entre regiones y la apertura de fronteras al resto de países de la Unión Europea tendrá lugar el 3 de junioEl foco está puesto en la temporada de verano italiana que representa un 13 por ciento de su PBI. Las autoridades anunciaron que los turistas no deberán realizar una cuarentena de 14 días como en otros países. Según contó diario El País “el desconfinamiento iba a producirse en tres fases, pero el Ejecutivo [italiano] ha decidido pisar el acelerador para llegar ya a la recta final”.

España

España también comenzó a reabrir su economía. Para ello el país ibérico estableció un sistema de cuatro fases que el gobierno central aplica a diferente velocidad en cada región. 

La mayor parte de España entró en fase uno hace dos semanas. Esto permite que se reúnan hasta 10 personas, pero deben respetar el uso de barbijos o máscaras y mantener distancia social. Los bares y restaurantes pueden abrir con mesas al aire libre al 50 por ciento de su capacidad. Cines, museos y teatros también pueden abrir con capacidad reducida.

Algunas islas españolas se encuentran en fase dos desde el lunes pasado. Esto les permitió la reapertura de shoppings y se amplió la capacidad de reunión hasta 15 personas.

Barcelona, Madrid y partes del noroeste comenzaron a experimentar la fase uno. Previamente estuvieron en una etapa intermedia donde algunas tiendas pequeñas podían abrir se habían permitido funerales para grupos de hasta 10 adentro y 15 afuera. Se la denominó “fase 0.5”. 

El cierre de fronteras se mantendrá hasta finales de junio en el caso español.

Francia

Francia puso fin al confinamiento estricto el 11 de mayo. Ahora los franceses pueden desplazarse hasta 100 kilómetros a la redonda o más si no salen de su departamento administrativo. Las escuelas infantiles y primarias volvieron a clases junto con el comercio y las fábricas. Pese a esto las autoridades mantienen la recomendación de trabajar a distancia hasta junio. El transporte público también funciona y las personas deben acceder con barbijo o máscara.

En las regiones consideradas zonas verdes, donde el virus fue menos duro, la reapertura es mayor: los parques y las playas están permitidos y los alumnos de entre 11 y 14 años empezaron a reincorporarse a clase. Las zonas rojas —las más golpeadas por el covid-19— mantienen mayores restricciones. En París y su área de influencia, los parques siguen cerrados.

Los cafés se mantienen cerrados, al igual que restaurantes, museos salas de concierto y espacios deportivos. Los alumnos de secundaria aún no volvieron a clases. Los franceses esperan que estas medidas se relajen para finales de mayo en todo el país.

Latinoamérica

En Latinoamérica la mayoría de los países mantienen restricciones al comercio y movimiento de personas. En la actualidad el epicentro se mudó a Sudamérica —informó la OMS— y el principal foco de contagios y muertes es Brasil. Perú es el segundo tras superar los 110 positivos, le siguen México, Chile, Ecuador, Colombia, República Dominicana, Argentina y Panamá.