Javkin quiere derivar a hospitales los fondos que recaude por multas

Lo anunció ayer al abrir las sesiones del Concejo. Para eso, pidió a los ediles que lo autoricen a utilizar las cámaras para captar más infracciones.

Pablo Javkin encabezó ayer por primera vez como intendente la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo y en un discurso de algo más de una hora resumió qué va a hacer su gobierno el resto del año. Así, anunció que todo el control de la seguridad vial se hará a través de cámaras para detectar un mayor número de infracciones pero advirtió que “no con fines meramente recaudatorios”, ya que el dinero que ingrese “será destinado al Heca, al Hospital Vilela y al fondo compensador de transporte”.

“Muchas veces somos blandos para tomar medidas para que no nos acusen de querer solamente recaudar”, admitió y agregó que el proceso licitatorio para poner en marcha este programa y desarrollar un sistema más abarcativo de vigilancia digital, ya comenzó. Recordó que ya existen 158 cámaras de videovigilancia propias y que además el municipio tiene acceso a lo que se registra en las más de 800 cámaras de la provincia, por lo que desde este mes se duplicarán, a nivel local, los puestos de trabajo en la sala de monitoreo.

Control, respeto y participación plural, fueron ideas fuerza en el mensaje. Al punto que rescató y valoró en varias oportunidades proyectos de concejales o ex concejales de la oposición. La propuesta de un sistema independiente de videovigilancia, de hecho, está en la línea con lo planteado oportunamente por Norma López y Roberto Sukerman, a los que mencionó.

Al contar con mayor y mejor equipamiento se podrá “estar conectados con la Central de Monitoreo, incorporando la captura de imágenes de la vía pública para tener un mayor control sobre el desempeño de los agentes y un mejor registro de las infracciones”.

Uno de los momentos que arrancó encendidos aplausos fue cuando planteó con firmeza que implementará “alcohol cero” al volante, para lo cual elevará en breve un proyecto al Concejo. Los siniestros de tránsito constituyen la principal causa de muerte en la ciudad, remarcó.

“La tormenta perfecta”

85 días pasaron desde que Javkin asumió como intendente. De movida enfatizó que le tocó asumir en un contexto de dificultades económicas que calificó de “dimensiones históricas”, y que en ese marco venía a rendir cuentas de lo hecho y a exponer su plan para el 2020.

No dudó en repasar la herencia. “Asumimos en medio de una situación financiera muy complicada con un déficit crónico retroalimentado por un elevado nivel de endeudamiento. Los números no mienten: en el año 2020 los servicios de la deuda alcanzarán los 4.000 millones, el 11 por ciento del gasto municipal. A esto hay que sumarle una deuda flotante estimada en 1.200 millones que afecta a gran cantidad de proveedores y otros compromisos heredados, como certificados de obra pública por un monto de 1.100 millones y descuentos por casi 1.700 millones por anticipos extraordinarios de coparticipación de años anteriores”, detalló, y agregó: “Una tormenta perfecta”.

Ser austeros y cuidar cada peso fue la respuesta elegida por el intendente para explicar, a grosso modo, cómo enfrentará la herencia, el proceso inflacionario y la disminución de los ingresos públicos.

Más en detalle habló de la implementación de un programa de emergencia, ahorro y austeridad “porque las arcas municipales están en una situación crítica, porque el ahorro es indispensable para sostener los servicios públicos y porque no se pueden admitir gobiernos que derrochen o poderes políticos con privilegios”. Y valoró la aprobación por unanimidad del presupuesto que “hace rendir cada peso que gastamos”.

Más seguridad y mejor asfalto

El intendente Pablo Javkin fue enfático al referirse a la unificación de los organismos de control para que haya más agentes controlando “lo importante”. Antes de fin de año se colocarán 2.000 LEDs y subirán las multas a quienes no desmalecen sus terrenos. Se fusionarán los reclamos de los vecinos en el número 147, eliminando todos los 0-800 existentes. Ademas, dijo que las calles se pavimentarán distinto para evitar que las que se arreglan no se destruyan con las primeras lluvias o a poco de su inauguración, por lo que se tomó un tiempo para dar detalles técnicos de cómo se trabajará a partir de ahora.