Fuerte reclamo de peones de taxis para que Boix “renuncie” en el abrazo solidario frente al sindicato

“Tendría que dejar libre a está comisión directiva porque él actuó indignamente”, insistió Horacio Yanotti. El secretario general está suspendido por 45 días por varias denuncias por malversación de fondos

La sede del Sindicato de Peones de Taxis ubicada en Salta 2882 fue hoy el lugar de encuentro de los afiliados taxistas que se reunieron para expresar su disconformidad con el accionar del suspendido titular del gremio, Horacio Boix, que es investigado por malversación de fondos.

El secretario del gremio, Horacio Yanotti, agradeció el apoyo de los taxistas que asistieron “en forma numerosa” al abrazo solidario e insistió con la salida del sindicalista acusado de defraudación.

El titular del sindicato Horacio Boix está suspendido por 45 días con varias denuncias en Fiscalía por un faltante mensual de las arcas de la institución de entre 250 mil a 300 mil pesos a lo largo de 2019. Ayer se encontraron pruebas de pago de servicios de inmuebles, tarjetas de créditos, patentes y seguros con fondos del gremio.”Puede decir lo que quiera, pero el principal traidor a los trabajadores taxistas fue Horacio Boix”

“Desde el domingo anterior nos hemos quedado aquí para preservar el patrimonio de la institución y también las pruebas que son contundentes archivadas acá en nuestra sede”, precisó en declaraciones al programa “Ricciardino 830” de La Ocho.

Yanotti expresó que “ante tanta evidencia, Boix tendría que pensar en dejar libre a los compañeros de comisión directiva y tendría que renunciar”.

Respecto a que sucedería si la salida se efectiviza, dijo: “Se va a asamblea y es la que determina si vuelve o no al sindicato. Si tiene que seguir esta comisión, lo hará, si hay que llamar a elecciones, se hará. Lo que queremos es normalizar la situación”.

En referencia a los dichos de Boix que lo acusó de traidor, respondió: “Puede decir lo que quiera, pero el principal traidor a los trabajadores taxistas fue Horacio Boix, porque malversó fondos y están las pruebas de eso, porque en el último tiempo no se preocupó por los trabajadores, y porque nunca hizo participar a la comisión directiva en las funciones que correspondían”.

“Boix tiene que renunciar porque actuó indignamente”, insistió en varias oportunidades y pidió que sea la Justicia la que resuelva.