El viejo boliche bailable Neptuno será reconvertido por el club Juventud Unida

Convocó multitudes en las décadas del 80 y 90, ahora será un lugar de esparcimiento social y deportivo. Hoy inaugura una cancha de pádel.

El histórico boliche bailable Neptuno, de Santa Isabel, que está enmarcado en un gran predio con pileta incluida, está siendo reciclado. El complejo funcionó normalmente hasta el año 1997 para cerrar finalmente en 2003. Desde ese año estuvo abandonado y el año pasado el Club Juventud Unida, que había adquirido el terreno, comenzó la obras de reciclado del predio. Estiman que para esta temporada veraniega estará inaugurado. Es más, hoy inaugurará una cancha de pádel.

La localidad de Santa Isabel cuenta con dos clubes de fútbol y como en la mayoría de los pueblos está el más rico y el que no lo es. Juventud Unidad pertenece al lote de los clubes más populares, con menos recursos, mientras que Belgrano es el poderoso u ostentoso. Pasa en este pueblo y en casi todos los de la región.

Anuncios

Gustavo Canal es el vocero de Juventud Unida y uno de los coordinadores de este ambicioso proyecto, quien contó a la redacción que “una vez que estén culminadas las obras, vamos a inaugurar las instalaciones para que la disfruten los socios y no socios del club” y agregó: “Este complejo es parte de la historia de nuestro pueblo y de la región”.

En efecto, la pileta de Neptuno (inaugurada en 1970 con el nombre de Recreo Caribe) fue el germen del proyecto que luego fue más ambicioso. “Arrancó como pileta y dos años más tarde como salón de fiestas, que se terminó convirtiendo en un boliche bailable”, contó Canal.

Santa Isabel es una localidad de alrededor de 4.500 habitantes ubicada a la vera de la ruta 94. Dicha ruta provincial es una carretera de 100 km de jurisdicción provincial, ubicada en el sur de Santa Fe. Recorre entera y únicamente el departamento General López. Comienza en la localidad de Teodelina y finaliza en el límite con la provincia de Córdoba, cerca de la localidad de Cavanagh.

En la dorada década de los 80 y 90, Neptuno recibía los fines de semana en su boliche bailable a visitantes de gran parte de las localidades vecinas. Era verdaderamente un éxito de convocatoria; fundamentalmente para las fiestas de fin de año, 24 y 31 de diciembre.

Ese boliche, junto a Mi Noche (Wheelwright), Sotembo (Elortondo) o Pancho Fredy -luego llamado Tío Francis- (Venado Tuerto) son los más antiguos y los que más perduraron. De hecho, este último sigue funcionando y los otros cerraron sus puertas hace varios años.

Neptuno

La historia de Neptuno se remonta al año 1970. La familia Cugno Flis fue la que en 1968 comenzó las obras de una pileta de natación, ya que en aquellos años no había pileta pública y las privadas se contaban con los dedos de la mano. Dos años más tarde fue inaugurado ese “balneario” con el nombre de Recreo Caribe.

“Fue muy exitoso y así fue como decidimos incorporar un pequeño salón de fiestas”, relató el hacedor principal del complejo, Norberto Pichón Cugnoflis (83 años), y agregó que en 1972 pasó a llamarse Neptuno y fue el nombre con el cual se lo conoció históricamente. “En la década del 90 incorporamos canchas de pádel y de fútbol para parrilleros”, agregó.

A Neptuno el ocaso le llegó a mediados de los 90 (precisamente 1996-1997). Desde esos años el complejo funcionó alquilado “pero tuvimos problemas porque no nos pagaban y el lugar ya no funcionaba como antes. Quedó abandonado y en desuso en los primeros años de 2000”, recordó.

Sin embargo ese coloso que convocaba multitudes desapareció del escenario regional como centro de atracción. Ya no eran multitudes las que poblaban ese lugar los fines de semana y lentamente la llama sagrada se fue apagando. Hoy puede volver a cobrar brillo de la mano del popular club Juventud Unida de Santa Isabel reciclado en un lugar para socios y no socios del pueblo y de la región.