El municipio garantizó que los salones de fiesta que abrieron “cumplieron el protocolo”

El municipio garantizó que los salones de fiesta que abrieron “cumplieron el protocolo”

“El funcionamiento estaba acorde al decreto y al protocolo que debe cumplir otros gastronómicos. La actividad se desarrolló todo en el marco de la legalidad”, afirmó la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad, Carolina Labayrú, al referirse a los salones de fiesta que este fin de semana abrieron como bares.

Este fin de semana largo hubo eventos con protocolos y habilitación del municipio. Eso generó una fuerte polémica en las redes sociales porque se consideró que esas actividades en salones como Posta 36, donde hubo más de 180 personas, entraba en contradicción con las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus.

Anuncios

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, la funcionaria municipal fijó su posición sobre la polémica. En ese sentido, expresó: “Los salones tuvieron que adaptarse a todos los protocolos que cumple el sector gastronómicos. Cuando nos enteramos que iba a abrir Posta 36, lo que se hizo fue asegurar que cumpla el protocolo sanitario presentado en el Ministerio de Trabajo. Eso estaba todo ok”.

“Y para asegurarnos que la actividad fuera acorde al rubro que excepcionalmente tienen habilitado pusimos un punto fijo de control no sólo para controlar la capacidad de personas, sino también la modalidad en que iba a funcionar. No hubo faltas. Tanto el viernes como el sábado y el domingo el lugar se ajustó plenamente a todos los protocolos, incluso hasta el horario de cierre, que es el mismo que cumplen los bares y restaurantes en la ciudad”, señaló Labayrú.

La funcionaria agregó que se labró un acta de procedimiento, donde se dejó constancia el horario de cierre y apertura, la cantidad de personas que ingresaron. “Ese salón de fiesta (por Posta 36) tiene permiso por su rubro a ingresar 651 personas. Para adaptarse al funcionamiento de bar, se le aplica el 30 por ciento, con lo cual tenían permitido 195 personas. El viernes concurrieron 122, el sábado 195 y ayer 186″.

“Se cumplieron todos los protocolos bajo el rubro de bar que fue el que solicitaron”, enfatizó Labayrú.

Al ser consultada sobre si no se trataba de un mensaje público contradictorio por parte de las autoridades al no permitir reuniones familiares o en espacios públicos, sí eventos como en los salones, Labayrú respondió: “Si la situación está dentro de la legalidad, no es contradictorio. Nosotros controlamos las normas que menciona el decreto provincial. El funcionamiento de este establecimiento fue acorde a lo que dispone el decreto y al protocolo que tiene que cumplir cualquier otro emprendimiento gastronómico. Todo se desarrolló en el marco de la legalidad”.