Disfrazados de cadete y cartero robaron $ 120 mil de un supermercado chino

El martes a la tarde dos delincuentes vestidos como cadetes ingresaron a un supermercado de capitales chinos ubicado en avenida Francia y Rueda y en menos de cuatro minutos se hicieron con una cifra que ronda los 120 mil pesos en efectivo.

El martes a la tarde dos delincuentes vestidos como cadetes ingresaron a un supermercado de capitales chinos ubicado en avenida Francia y Rueda y en menos de cuatro minutos se hicieron con una cifra que ronda los 120 mil pesos en efectivo.

El robo ocurrió alrededor de las 19.30 y apenas los ladrones entraron al local redujeron al guardia de seguridad y se dirigieron a la caja que está a pocos metros de la puerta. Luego tomaron como rehén a Juan, el joven oriental propietario del negocio, y lo llevaron a una oficina.

Uno de los delincuentes, según la denuncia, usaba una remera y portaba una mochila térmica de la aplicación de delivery Rappi y el otro estaba vestido como un cartero del Correo Argentino. Los dos mantuvieron sus rostros cubiertos y portaban sendos revólveres calibre 32.

“Entraron directo y sabían dónde estaba cada cosa: las cámaras de seguridad, la plata grande que excede el cambio chico que hay en la caja y hasta sabían que si Juan,el dueño, no abre la caja registradora con una tarjeta es imposible acceder. Se llevaron todo lo que había en la caja, más los 120 mil guardados en la oficina y dos Iphone de Juan. Todo en cuatro minutos”, dijo un empleado del lugar.

Cuando los malenates ingresaron se dirigieron a Melina, la cajera y la amenazaron: “Me dijeron que si no les daba la plata me mataban. Tenían un revólver que no sé si era de juguete o no, pero me asusté mucho” expresó la empleada. Y agregó que “a una clienta le pidieron el celular pero lo vieron y se lo devolvieron”.

Uno a la vez

La mecánica del robo también fue particular. Los dos asaltantes llegaron en distintas motos. El que estaba disfrazado de cadete de Rappi dejó el vehículo por Rueda, en tanto el otro estacionó sobre Francia, donde está la puerta del negocio. Primero ingresó el falso cadete mientras que el que estaba vestido como operario de correos quedó afuera unos segundos y luego entró y redujo al dueño.

Se movieron con rapidez y eficacia y de los cuatro clientes que estaban en el súper sólo se dio cuenta del robo la clienta que en ese momento estaba en la caja pagando y a la que estuvieron por robarle el celular. El súper se encuentra en esa esquina desde el año 2012 y no es la primera vez que es escenario de un asalto, según los vecinos.

Tampoco son inéditos los robos con delincuentes vestidos como empleados de delilverys. Precisamente la semana anterior un grupo de cadetes de las tres empresas que trabajan en Rosario denunciaron públicamente que en el “Mercado del Patio”, de Cafferata y Córdoba, “dos personas vendían la camiseta vieja de Rappi y eso seguro que después se usa para robar”.