Argentina perdió 4 a 3 y se va del Mundial

[dropcap]A[/dropcap]rgentina perdió con Francia 4 a 3 y se despidió de la Copa del Mundo en octavos de final. El resultado disimuló al final una enorme diferencia entre uno y otro equipo.
Argentina hasta logró el milagro de ponerse en ventaja en el inicio del segundo tiempo, pero la selección de Didier Deschamps con 3 goles en 10 minutos puso las cosas en orden de acuerdo al desarrollo.
En el descuento hubo un gol de Agüero que maquilló un resultado que no tuvo nada que ver con el desarrollo del partido.
Al final del primer tiempo empataban 1 a 1 porque Di María metió un zurdazo impresionante desde afuera del área a los 41′, pero Francia era superior y estaba cerca de aumentar su diferencia cuando llegó el tremendo remate del jugador de PSG.
Se suponía que en el complemento el partido se jugaría en un terreno anímico que podría beneficiar al equipo de Sampaoli. Y mucho más después de ponerse increíblemente 2 a 1 arriba. Pero fue sólo una ilusión óptica.
De regreso al primer tiempo, a la crónica pura del encuentro.
Francia se puso 1 a 0 con un gol de penal de Antoine Griezmann a los 13′ que aprovechó una infracción infantil de Rojo sobre Mbappé dentro del área.
Ya a los 8′ el goleador de Atlético de Madrid había enviado un tiro libre al travesaño de un indefenso Armani.
Argentina jugaba deliberadamente de contraataque hasta el gol francés. El partido mostró siempre una diferencia preocupante de velocidad entre atacantes y defensores.
A los 27′ Argentina tuvo su mejor chance hasta allí, fue la primera en realidad, con un centro de Mercado que cruzó el arco sin que hubiera nadie para tocarla.
Argentina controlaba la pelota, pero la diferencia física en favor de los franceses era verdaderamente notable y cada contraataque parecía medio gol.
Se hacía imprescindible modificar el esquema para ir a buscar el empate, pero cuando el primer tiempo se iba Di María metió un zurdazo fuera de contexto desde afuera del área y empató un partido que venía muy complicado desde aquella conquista de Griezmann.
El segundo tiempo arrancó de la mejor manera. Fazio reemplazó a un endeble Rojo, que ya estaba amonestado por el penal a Mbappé y tras un tiro libre que ejecutó Banega por una infracción de Pavard a Di María, Messi remató al arco desde adentro del área y Mercado, que quiso pararla o correrse, la tocó con la punta del pie y le cambió el palo al arquero.
A los 12′, cuando Argentina todavía no había tenido ninguna chance para usufructuar la contra, un centro de Lucas Hernández cruzó todo el área y encontró la volea de Pavard, que la puso contra el palo derecho de Armani. No estaba Tagliafico para marcarlo y Di María llegó tarde.
En el complemento el partido fue mucho más entretenido que en el primer tiempo y a pesar del intercambio de goles, siempre deja la sensación de que los argumentos de Francia eran más sólidos.
Una prueba de ello fue el tercer gol de Francia a los 63′ tras un remate del juvenil Mbappé que pasó entre las piernas de Armani y se metió en el arco.
Y a los 67′ todas las sensaciones se transformaron en resultado. Mbappé entró como Pancho por su casa en una contra letal y la tocó a la derecha de Armani para establecer el 4 a 2.
El milagro estuvo cerca con un gol fuera de contexto de Agüero a los 92′ y hasta pudo empatarlo en la última jugada por un centro de Meza que no conectó nadie, pero ya se habían producido muchos milagros. ¿El principal? Terminar a sólo un gol de distancia de un equipo infinitamente superior.
Síntesis
Argentina: Armani; Mercado, Otamendi, Rojo (46′ Fazio) y Tagliafico; Enzo Pérez (65′ Agüero), Mascherano y Banega; Pavón (74′ Meza), Messi y Di María. DT: Jorge Sampaoli.
Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti y Lucas Hernández; Pogba, Kanté y Matuidi (74′ Tolisso); Mbappé (88′ Thauvin) y Griezmann (82′ Fekir); Giroud. DT: Didier Deschamps.
Estadio: Kazan Arena.
Arbitro: Alireza Faghani (Irán).
Goles: 13′ Griesmann (F), de penal; 41′ Di María (A); 48′ Mercado (A); 57′ Pavard (F); 63′ y 67′ Mbappé (F); 92′ Agüero (A).