Arabia sufre otro ataque desde Yemen


Arabia Saudita interceptó dos misiles lanzados por rebeldes hutíes desde Yemen. Los misiles se interceptaron sobre la ciudad de Taif y el puerto de Jedda, en el Mar Rojo, no muy lejos de La Meca.

Arabia Saudita interceptó dos misiles lanzados por rebeldes hutíes desde Yemen. Los misiles se interceptaron sobre la ciudad de Taif y el puerto de Jedda, en el Mar Rojo, no muy lejos de La Meca. Las defensas antimisiles del reino saudí destruyeron a los misiles enemigos en el aire, según videos que se colgaron en redes sociales. Arabia informó luego oficialmente (ver imagen) de la agresión

Al menos 213 cohetes, morteros y misiles balísticos se han lanzado contra Arabia Saudita desde que una coalición de liderazgo saudí declaró la guerra a los hutíes en marzo de 2015 para apoyar el gobierno yemení con reconocimiento internacional. Los hutíes son apoyados por Irán y usan armamento pesado que les provee Teherán, incluidos misiles, cohetes y drones explosivos, como los usados el martes pasado contra oleoductos saudíes y de Emiratos Arábes Unidos. Pero ayer el canal de noticias por satélite Al-Masirah de los hutíes negó que estuvieran involucrados en esta ronda de lanzamiento de cohetes. Es que entre las dos ciudades objetivo se encuentra nada menos que la ciudad más sagrada para el Islam, La Meca. Muchos peregrinos están en la ciudad para el mes sagrado musulmán de ayuno del Ramadán. El hecho de que La Meca se encuentre entre las dos ciudades hizo que muchos musulmanes usaran las redes sociales para expresar su ira y miedo. El hashtag #HouthisStrikeMecca se volvió viral.

La confrontación de fondo es también religiosa: Irán y los hutíes son shiítas, así como las milicias iraquíes que atacaron el domingo en Bagdad, mientras Arabia Saudita es la potencia dominante en el mundo árabe sunita.

Ahora el conflicto civil yemení podría estallar en una conflagración directa entre EEUU e Irán o Arabia Saudita y Emiratos contra Irán. La poderosa flota que envió Washington ya se encuentra en la zona,navegando en el Mar Arábigo, por fuera del Golfo Pérsico. Cuenta con un portaaviones de propulsión nuclear y un buque de asalto anfibio de los Marines. En caso de guerra, Arabia Saudita y sus aliados árabes podrían verse atacados desde el sur por los hutíes y desde el Golfo por las fuerzas iraníes.