DeportesOtros

Alejandro Fantoni: De Futbolista Frustrado a Piloto Triunfador

Alejandro Fantoni no creció soñando con ser piloto. De hecho, su pasión inicial siempre fue el fútbol. Sin embargo, la vida lo llevó por un camino diferente, uno lleno de velocidad y adrenalina sobre ruedas. Fantoni es un ejemplo viviente de que nunca es tarde para cambiar de rumbo y perseguir la felicidad, sin importar cuántas veces haya que reinventarse. “Lo mío era el fútbol ante todo. Lo de ser piloto se fue dando con el transcurso de la vida, pese a que de chico me gustaban las carreras”, explica este apasionado fanático de Rosario Central.

Anuncio

Fantoni llegó a jugar en la sexta división de Central, soñando con ser profesional. Aunque no lo logró, nunca dejó de lado su amor por el deporte. “Todavía juego de delantero”, comenta con orgullo. Pero su carrera deportiva tomó un giro inesperado cuando decidió participar en competiciones de motocross y rally, incluyendo el prestigioso Dakar y el Desafío Ruta 40, siempre representando los colores de su amado Central.

Con una perseverancia inquebrantable y una pasión contagiosa, Fantoni archivó su quad y se subió a una moto, con la intención de completar su tercera participación en el Dakar. No se conforma con lo logrado; siempre busca nuevos desafíos. Su historia es un testimonio de cómo la dedicación y el amor por el deporte pueden llevar a logros sorprendentes, incluso cuando los planes iniciales no se concretan.

Una Trayectoria Marcada por la Perseverancia

Alejandro Fantoni, oriundo de San Lorenzo, inició su carrera deportiva en el fútbol, compartiendo vestuario con figuras como Chelito Delgado, Luciano Figueroa y Mauro Poy. Aunque no llegó a la primera división, su pasión por el deporte no se extinguió. En cambio, se redirigió hacia el automovilismo, donde encontró una nueva oportunidad para destacar.

Su viaje en el mundo de las carreras comenzó en las competencias locales, pero rápidamente se expandió a eventos de renombre internacional. Participó en el Desafío Ruta 40 y corrió dos veces en el Dakar, una de las competiciones más exigentes del mundo. Siempre orgulloso de sus raíces, Alejandro corrió con los colores de Rosario Central, demostrando su lealtad y amor por el club en cada carrera.

Del Quad a la Moto: Una Nueva Meta

Fantoni no se detiene en sus logros pasados. Después de archivar su quad, decidió subirse a una moto, buscando sumar una nueva participación en el Dakar. “Lo mío era el fútbol ante todo. Lo de ser piloto se fue dando con el transcurso de la vida, pese a que de chico me gustaban las carreras”, rememora. Esta nueva etapa en su carrera deportiva es un desafío emocionante que enfrenta con la misma pasión y determinación que lo caracterizan.

La transición del quad a la moto no es fácil, pero Alejandro está decidido a dominar esta nueva disciplina. Con su característico entusiasmo, ha comenzado a entrenar de manera progresiva, con la esperanza de competir en el Dakar con una moto. Aunque admite que será un desafío complejo, está comprometido a dar lo mejor de sí mismo para alcanzar esta meta.

El Soñador que Nunca se Rinde

Alejandro se define a sí mismo como un soñador que disfruta de la vida al máximo. Aunque se considera un futbolista frustrado, ha encontrado en el automovilismo una forma de canalizar su pasión por el deporte y la competencia. Cada carrera es una oportunidad para demostrar su habilidad y dedicación, y cada victoria es un testimonio de su perseverancia.

Fantoni ha demostrado que, con determinación y amor por lo que se hace, es posible superar cualquier obstáculo y alcanzar grandes metas. Su historia es una fuente de inspiración para aquellos que, como él, buscan reinventarse y encontrar nuevas formas de realizar sus sueños.

Rosario Central: Un Amor Incondicional

El amor de Alejandro por Rosario Central es evidente en cada aspecto de su vida. “Soy un enfermo de Central y del fútbol. Todos los autos que tuve desde el momento en que arranqué a correr siempre lucieron algo del canalla, sea auto o cuatriciclo”, comenta con orgullo. Su lealtad al club es tal que prometió arrancar y terminar el Dakar con la bandera de Central en la espalda, una promesa que cumplió con creces.

Además de ser un apasionado seguidor, Alejandro es socio del club y asiste regularmente al Gigante de Arroyito. Su compromiso con Central va más allá de las carreras; es una parte integral de su identidad y una fuente constante de motivación.

Un Futuro Prometedor

Mirando hacia el futuro, Alejandro tiene claro su próximo objetivo: competir en el Campeonato Argentino de Cross Country en motos. Aunque admite que será un desafío complejo, está decidido a prepararse de la mejor manera posible para enfrentar esta nueva aventura. “Será uno de los desafíos más importantes en mi vida”, afirma.

Con una mezcla de entusiasmo y realismo, Alejandro se prepara para lo que viene, siempre dispuesto a enfrentar nuevos retos y a seguir persiguiendo sus sueños. Su historia es un recordatorio de que nunca es tarde para reinventarse y que, con pasión y perseverancia, es posible alcanzar cualquier meta.

RSS
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram