Compartir

Un reporte hecho por un ingeniero detectó filtraciones de la pileta al garage subterráneo, deterioro del hormigón en vigas y columnas y errores de diseño

El edificio de departamentos de Miami que se derrumbó el jueves a la madrugada, tenía “daños estructurales importantes” en el área de la piscina y el estacionamiento subterráneo, según un informe técnico de octubre de 2018 firmado por un ingeniero. El complejo de departamentos necesitaba numerosas y costosas reparaciones, agregó el reporte, hecho publico en la página web de la ciudad de Surfside, donde se halla el edificio afectado. Hay al menos 5 fallecidos y 158 desaparecidos. Este sábado continuaba la tarea de remoción de escombros, aunque las esperanzas de hallar a alguien con vida eran remotas.

Anuncio

Según señala el informe técnico de octubre de 2018, firmado por el ingeniero local Frank Moravito, la impermeabilización de la piscina estaba “fallando”, “causando importantes daños estructurales” a la losa de hormigón situada debajo. El estacionamiento, parte del cual se encuentra debajo de la piscina, presentaba “abundantes grietas y descascarados”.

El ingeniero acompañó su informe con fotos, en las que se ven las grietas, y el acero del hormigón a la vista y muy oxidado. Tambièn detectó fallas en algunos balcones de la torre que ahora se derrumbó. Para Morabito, en octubre de 2018 el edificio “Champlain Towers South” necesitaba numerosas reparaciones de la estructura “de manera oportuna”.

  Morabito escribió que el “problema principal” era que el deck de la pileta y los maceteros al aire libre “se colocaban en una estructura plana”, lo que evitaba que el agua drenara correctamente. Documentó cómo los años con de agua estancada en el deck de la pileta habían dañado las losas estructurales de hormigón ubicadas debajo. “Si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro cercano, la extensión del deterioro del hormigón se expandirá exponencialmente”, alertó en octubre de 2018. La reparación adecuada sería “extremadamente costosa”, advirtió. “La remoción de la losa de revestimiento para acceder a la membrana impermeabilizante creará una molestia importante a los ocupantes del condominio”, advierte el informe. El informe recomendaba una lista de reparaciones que incluía la reparación de la estructura de hormigón, “la instalación de una nueva membrana de impermeabilización, una placa de protección y paneles de drenaje en la nueva superficie inclinada”, entre otros cambios.

La falla de la impermeabilización era “un problema sistémico” que se remonta al “desarrollo de los documentos contractuales originales” hace 40 años, escribió Morabito, o sea, al proyecto original del edificio, de 1981. El ingeniero Morabito escribió que había habido un “error importante” en el diseño original de esa zona porque la impermeabilización se colocó sobre una losa de hormigón que era plana, en lugar de estar inclinada para permitir que el agua se escurriera.

Una parte del complejo de departamentos quedó en pie. El edificio se encuentra frente al mar, a pasos de la playa, de la que lo separa un pequeño jardín. 

Una parte del complejo de departamentos quedó en pie. El edificio se encuentra frente al mar, a pasos de la playa, de la que lo separa un pequeño jardín.Foto: AP – Reuters -AFP

En la página 7 de su informe, se detallan los signos de “deterioro/fatiga” en el estacionamiento. “Se observaron abundantes grietas y descascarados de diverso grado en las columnas, vigas y paredes de hormigón. Se observaron varios desprendimientos importantes en la parte superior de la rampa de entrada y en la parte inferior de las losas de la piscina, la entrada y los maceteros, que incluían barras de refuerzo (de acero) expuestas y deterioradas.

Aunque algunos de estos daños son menores, la “mayor parte del deterioro del hormigón debe ser reparado a tiempo”. El informe de 2018 también señaló que “muchas de las reparaciones anteriores del hormigón del garaje” estaban “fallando”. Morabito señala que las filtraciones de la piscina se habían reparado de manera deficiente con “epoxi”, pero que esto era ineficaz.

El informe no advierte que el edificio corriera riesgo de derrumbe, pero dice que las reparaciones ayudarían a “mantener la integridad estructural” de la torre. En los planes para reparar el edificio como parte de la “recertificación” obligatoria a los 40 años, que el edificio cumplía este año, y que se prepararon a fines de abril, la firma de Morabito recomendó reparaciones de hormigòn en la pileta y los cimientos. Además del plan de recertificación y el informe de 2018, los registros publicados muestran que el edificio había recibido al menos tres permisos de obra desde mediados de mayo, incluida una reparación del techo, reparaciones eléctricas e instalación de anclajes de seguridad del techo. El último de estos permisos se emitió el miércoles pasado, horas antes del derrumbe. El informe fue publicado en el sitio web de la ciudad de Surfside (https://www.townofsurfsidefl.gov/departments-services/town-clerk/champlain-towers-public-records-documents), mientras continúan las preguntas sobre las causas del repentino derrumbe de la torre de departamentos, construida en 1981, y las preguntas sobre si la tragedia podría haberse evitado.

Un incendio complicó el rescate

Un grupo de amigos y familiares se da consuelo en la playa, frente a los escombros del edificio destruido. Todavía hay 158 desaparecidos. 

Un grupo de amigos y familiares se da consuelo en la playa, frente a los escombros del edificio destruido. Todavía hay 158 desaparecidos.

A más de 48 horas de la catástrofe de la madrugada del jueves, la esperanza se desvanece para 158 personas que siguen sin aparecer, ya que no se ha localizado a ningún superviviente y solo a una víctima más, la quinta. La misión de búsqueda y rescate se ha visto dificultada por voraces incendios que arden bajo la superficie de los escombros y que lanzan un espeso humo al aire. Los bomberos no han podido localizar el origen del fuego y han comenzado a cavar una zanja en los escombros, lejos de las llamas, para que los equipos de rescate puedan buscar con seguridad víctimas y supervivientes en los alrededores. Los bomberos no pueden localizar el origen del fuego y se vieron obligados a interrumpir temporalmente la búsqueda para construir la zanja en los escombros.

  La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, anunció que iba a exigir una auditoría de todos los edificios de 40 años o más en el condado que se completará en los próximos 30 días. El alcalde de Surfside pidió la evacuación de los residentes que viven en un edificio hermano de la torre, a una manzana de distancia hacia el norte. La torre derrumbada daba al mar, con un pequeño jardín que la separaba de la playa. Este lugar de privilegio también pudo sumar un factor de riesgo, por la corrosión que la sal marina produce en el hormigón, señalaron varios especialistas a los medios de Miami.

Se reveló que los científicos habían advertido el año pasado que la urbanización se estaba hundiendo a un ritmo de unos 2 milímetros al año en la década de 1990. Además, el edificio debía recibir este año una nueva certificación de seguridad por primera vez en 40 años y había sido sometido recientemente a obras en el techo.


Compartir

You may also like