Qué pasará con las clases en los departamentos Rosario y San Lorenzo, declarados en alarma epidemiológica

Compartir

El decreto nacional propone clases virtuales en las zonas de riesgo sanitario. El resto de la provincia seguiría con el actual esquema bimodal. Hoy Adriana Cantero se reúne con Nicolás Trotta.

Hasta hoy, 2 de mayo, tiene vigencia el decreto provincial que estableció una serie de restricciones en el marco de la pandemia del coronavirus. Por eso se espera que en el transcurso de la jornada, el gobernador Omar Perotti, brinde detalles de cómo será el esquema a partir de mañana. La circulación nocturna y las actividades al aire libre son algunos de los puntos que seguramente tendrán modificaciones. Pero sin dudas uno de los temas que más interrogantes genera es el de las clases presenciales en las escuelas, sobre todo en los departamentos Rosario y San Lorenzo, declarados como zonas de alarma epidemiológica.

Desde el comienzo de la segunda ola de contagios, la provincia se propuso mantener la presencialidad en las escuelas de todo el territorio. En función de este objetivo es que ya se vacunó al 98 por ciento de los los docentes y se estructuró un sistema de burbujas. «La presencialidad en las aulas se sostiene gracias al empeño que reconocemos de los chicos, las chicas, los estudiantes, los docentes y los asistentes escolares para aprender a habitar el espacio escolar con protocolos, entendiendo que es la alternativa para sostener ese espacio compartido tan deseado y necesario», dijo el sábado el gobernador en la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura.

Pero el viernes pasado, el presidente Alberto Fernández dispuso mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU) mantener hasta el 21 de mayo las medidas vigentes de prevención contra el avance de la pandemia. En el anuncio diferenció cuatro situaciones en distintos lugares del país en relación al riesgo (zonas de bajo, medio y alto), y una cuarta categoría en situación de «alarma epidemiológica y sanitaria». En estas últimas zona el decreto establece que el dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia.

Como Rosario y San Lorenzo fueron incluidos en esta categoríase espera que en las próximas horas el gobernador anuncie la suspensión de las clases presenciales en los dos departamentos, mientras que en los 17 restantes mantendrán el esquema vigente. Si bien la idea de la Casa Gris hasta hoy siempre fue mantener la uniformidad en toda la provincia, a raíz del nuevo sistema que establece el DNU nacional las medidas serán solo en estos departamentos.

Hoy a las 16 la ministra de Educación Adriana Cantero mantendrá un encuentro con su par nacional Nicolás Trotta y con los ministros de Buenos Aires, Mendoza y Ciudad de Buenos Aires —también en alarma epidemiológica— para “analizar estrategias de continuidad pedagógica” respecto a las clases presenciales.

Mientras tanto, el gobernador Omar Perotti negocia alternativas teniendo en cuenta las diferentes realidades de las ciudades y los pueblos de los departamentos Rosario y San Lorenzo.

Camas críticas

Según pudo saber la redacción, a la par de los anuncios que se esperan para hoy, provincia y Nación trabajan para aumentar las camas críticas en la ciudad de Rosario. Ambos gobiernos ya sumaron desde el inicio de la pandemia respiradores y camas críticas. Con esto se intenta bajar el nivel de riesgo para que vuelva la presencialidad, ya que si el índice propuesto por Nación baja, la presencialidad vuelve a las escuelas de Santa Fe.

El trabajo que se realiza es para atacar el problema de fondo, que es evitar lo más posible la circulación. Los médicos están vacunados con dos dosis, los adultos mayores han recibido su dosis y se aumentaron las camas críticas y generales. Pero aún así el nivel de ocupación -fruto del aumento en los contagios- pone a estos departamentos en una situación compleja.


Compartir