La Nasa reveló que el cohete de SpaceX estuvo a punto de chocar con un Ovni

Compartir

Los cuatro astronautas que viajaban a la Estación Espacial Internacional tuvieron que ponerse los trajes presurizados ante el peligro de una fuga de oxígeno en la colisión

El cohete de SpaceX, que llevó a cuatro astronautas a las Estación Espacial Internacional, estuvo a punto de chocar con un Ovni. El incidente fue reportado por la Nasa. La agencia espacial de Estados Unidos reveló la nave de la flota de Elon Musk, que despegó desde Florida el fin de semana pasado, estuvo a punto de colisionar con un objeto desconocido.

El incidente fue tan inesperado que, según informó la NASA, no hubo tiempo para una maniobra de evasión. La única opción ante el inminente choque fue ordenar a los astronautas a bordo de la cápsula Crew Dragon de SpaceX, el Endeavour, que se pusieran sus trajes presurizados para prevenir una fuga de oxígeno.

“El equipo de Nasa / SpaceX fue informado de la posible conjunción por parte del Comando Espacial de Estados Unidos”, dijo el portavoz de la NASA, Kelly Humphries. “El objeto que se está rastreando se clasifica como ‘desconocido’ y la posibilidad de la conjunción se acercó tanto al tiempo de aproximación más cercano que no hubo tiempo para calcular y ejecutar una maniobra de evasión de escombros con confianza, por lo que el equipo de SpaceX eligió que la tripulación se pusiera sus trajes de presión por precaución”.

El Pentágono había notificado a la Nasa sobre la posibilidad de la colisión después del lanzamiento de la nave espacial. Lo confirmó la vocero del Comando Espacial de Estados Unidos, Erin Dick. Así y todo, no hubo tiempo para que el cohete intentara esquivar el objeto sin identifica que apreció en la trayectoria de la nave espacial.

“Después de un análisis más detallado, el 18.º Escuadrón de Control Espacial determinó rápidamente que no había amenaza de conjunción, que todos a bordo están a salvo y la nave espacial no estaba en riesgo”, detalló Dick, en su comunicación oficial a la prensa.

Humphries, en tanto, aseguró lo más cerca que estuvo el Ovni de la nave espacial fue a 45 kilómetros de distancia, pero “no hubo ningún peligro real para la tripulación o la nave espacial”. Ni el Pentágono ni la Nasa hablaron de extraterrestres o naves espaciales, y el caso s estudia como un fenómeno aéreo no identificado.

La cápsula Crew Dragon Endeavour de SpaceX, con cuatro astronautas abordo, se acopló a la Estación Espacial Internacional (ISS) el sábado, la tercera vez que la compañía de Elon Musk lleva tripulantes a ese laboratorio orbital.

La misión Crew-2 transportó a la estación espacial al francés Thomas Pesquet, las estadounidenses Shannon Walker y Megan McArthur y el japonés Akikho Hoshide. Despegó el amanecer del viernes de la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy, Florida.

Dos horas después de que se completó el proceso de acoplamiento, el cuarteto de Endeavour posó para las fotos con la última tripulación enviada por SpaceX y tres cosmonautas rusos, lo que hizo que la ISS estuviera inusualmente llena con 11 personas en total.


Compartir