Oscar Fay sobre el coronavirus del presidente: «La vacuna es preventiva, no da inmunidad total»

Compartir

El reconocido bioquímico e investigador dijo que en Rosario ya se conocen casos de persona vacunadas y que contrajeron la enfermedad.

El prestigioso bioquímico e investigador rosarino Oscar Fay dijo este sábado que la vacuna contra el coronavirus «es preventiva pero no da inmunidad» total contra el virus, al referirse al caso positivo del presidente Alberto Fernández, quien a través de su cuenta de Twitter anunció en las últimas horas del viernes que tenía coronavirus, aún después de haberse vacunado.

Tras resaltar que las vacunas que se están colocando para inmunizar contra el coronavirus «son preventivas«, Fay señaló a La Capital que «se debe decir y aclarar a la población ese concepto«. A continuación fue muy gráfico al explicar que en una persona que ya fue inoculada «que el virus llegue o no al organismo depende de una relación entre la carga viral y el receptor. Es una especie de lucha que se establece a partir de las fases respiratorias. Allí se instala un tiempo de dos o tres días para determinar si la relación entre la cantidad de virus respecto a las defensas que uno tiene permitirá al virus infectar a ese organismo».

También mencionó que en Rosario se han dado casos de personas que se habían inoculado contra el Covid y se enfermaron.

«La vacuna es preventiva, no garantiza que no vas a tener infección«, remarcó el profesional que desde que se inició la pandemia se ha involucrado en esta temática y es una de las voces que escuchan tanto el gobierno provincial como municipal.

Fay, de larga trayectoria en el campo de la biología molecular, aclaró que debido a las característica preventivas que presentan las vacunas, la población no debe alejarse «en absoluto» de las medidas de prevención ya tradicionales «como el uso del barbijo, el distanciamiento social y el extremo de cuidados en reuniones sociales y la ventilación de los ambientes», entre las más efectivas.

Sin embargo, también agregó que a ese cúmulo de factores que inciden en la enfermedad «se suma que hay algunas variantes que parecen ser que son más infectivas, que son menos tolerantes a la vacuna. Es decir que la vacuna no sirve tanto para esas variantes virales. Podría haber un virus de una calidad infectiva mayor que la que motivó la vacuna y ser más resistente». Esto es algo que se encuentra en estudio a nivel mundial.

El impacto del positivo de Fernández en la opinión pública

El reconocido bioquímico dijo que el caso positivo de coronavirus del presidente seguramente tiene un «impacto en la opinión pública» aunque volvió sobre sus pasos y recordó que lo importante es la comunicación: «Si se explica bien sobre los verdaderos efectos de la vacuna no debería haber preocupación. Lo que sucede es que la distorsión subjetiva de lo que cada uno piensa no tiene límites. Pero mientras tanto hay que insistir mucho en que la vacuna es preventiva y no esterilizante. Ni esta ni ninguna». Por lo tanto, no evitan el 100% de los contagios pero pueden minimizar los efectos graves de las enfermedades.

«Acá se aceleró todo. Tanto la enfermedad como la respuesta. Es increíble que en 8 o 10 meses hayamos desarrollamos vacunas. Entonces queremos saber todo rápido, queremos decir que la vacuna dura dos años o cuánto, pero eso recién lo veremos en 2023», acotó Fay.

«Una vacuna no es una lluvia bendita que salva al que moja. La gente deberá entender que cuando haya vacuna deberá seguir rutinas de distancia, poniéndose barbijo y lavándose las manos con jabón otro año más. Hay que plantearlo desde ahora”, ya había expresado Fay en una nota en este diario en septiembre de 2020.


Compartir