El papa Francisco pidió un periodismo comprometido y llamó a combatir las noticias falsas

Compartir

El Papa alertó sobre el riesgo evidente de las informaciones falsas por Internet y pidió que el oficio no se geste solo dentro de «las redacciones» y frente a la «computadora» sin capacidad de «recoger los fenómenos sociales más graves»

El papa Francisco ha ahondado en las raíces de la crisis editorial al advertir del peligro que supone que el periodismo se geste “en las redacciones, frente al ordenador”, “sin gastar las suelas de los zapatos’, al tiempo que ha reivindicado la necesidad de verificar las noticias frente al riesgo ”evidente“ de que circulen informaciones falsas por Internet.

“Opiniones atentas se lamentan desde hace tiempo del riesgo de un aplanamiento en los ‘periódicos fotocopia’ o en los noticieros de radio y televisión y páginas web que son sustancialmente iguales, donde el género de la investigación y del reportaje pierden espacio”, advirtió el Papa.

El pontífice ha reconocido que “las noticias y las imágenes son fáciles de manipular, por miles de motivos, a veces sólo por un banal narcisismo”. “Esta conciencia crítica empuja no a demonizar el instrumento sino a una mayor capacidad de discernimiento y un sentido de la responsabilidad más maduro”, ha destacado después.

Francisco ha hecho estas reflexiones en su Mensaje para la 55ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales sobre el tema “Ir y ver” (Jn 1,46).

Para el Papa los medios ofrecen más espacio a “una información preconfeccionada” y sin capacidad de “recoger los fenómenos sociales más graves”. Por ello, tras advertir del riesgo de generar una información “fotocopiada”, el Papa ha instado a “comunicar encontrando a la gente dónde y cómo está” y ha elogiado a los periodistas que cuentan las “guerras olvidadas”.

Para el Papa, solo ese modo de contar la realidad puede recoger “las difíciles condiciones de las minorías perseguidas en varias partes del mundo” o los abusos e injusticias contra los pobres o el medioambiente. Por ello ha reivindicado la necesidad de ir “donde nadie va” y en concreto ha pedido “no contar la pandemia sólo con los ojos del mundo más rico”.

“Quién nos hablará de la espera de curación en los pueblos más pobres de Asia, de América Latina y de África? Así, las diferencias sociales y económicas a nivel planetario corren el riesgo de marcar el orden de la distribución de las vacunas contra la Covid”, ha alertado.

Finalmente, el Papa ha dicho que “algunas cosas se pueden aprender sólo con la experiencia” porque -a su juicio- “no se comunica, de hecho, solamente con las palabras, sino con los ojos, con el tono de la voz, con los gestos”.


Compartir